La Víbora: Y ahora, ¿qué será de Yalitza Aparicio?

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie
La Víbora:  Y ahora, ¿qué será de Yalitza Aparicio?
Foto: Getty Images

Esta semana, sin duda, la acaparó la “dinastía” Pinal, y ya saben, no por lo bonitas ni por lo bien portaditas. Todo lo contrario; se esfuerzan por ver quién de ellas es más pelada, más grosera y más chismosa.

Hasta ahora Frida Sofía lleva la delantera, y por mucho. Les conté hace dos semanas que está dolida porque su madre, Alejandra Guzmán, está saliendo con su exnovio. Ya saben, seguramente ha de ser un súper hombre, un ejemplar de ser humano, y por eso Frida está tan ardida. Y como es costumbre de estas mujeres, tienen que ventilar sus problemas, hasta los más personales, en las redes sociales. Ustedes saben, la fineza ante todo.

Frida Sofía y Alejandra Guzmán siguen con los dimes y diretes./Archivo

Pero como seguramente ahora están hasta el gorro como yo de este infame clan, les quiero hablar de otro tema, de mi querida y adorada Yalitza Aparicio, a quien no me han dejado descansar desde el mismo segundo en que fue nominada a un Oscar por su papel en la cinta “Roma”. Está bien, ya pasó la vorágine, ya vimos que no ganó el prestigioso premio, así que ahora me pregunto qué pasará con esta chica.

Como les dije anteriormente, me caen muy mal los que la critican y los que dicen que no les cabe en la cabeza cómo una indígena pudo haber sido nominada a tan importante galardón. Detesté todos y cada uno de los memes que hicieron mofa de ella, y también me llenó de vergüenza ver las fotos de portada que le hicieron importantes revistas de moda en las que le aclararon el tono de la piel.

Por otro lado, me gustó que dejara claro que para que Hollywood ponga los ojos en ti no necesitas prótesis ni cirugías plásticas (hola, Kate del Castillo) ni pertenecer a una clase social “acomodada” (hola, Karla Souza y Ana de la Reguera) y tampoco ser hija (aunque sea postiza) de un presidente (hola, Sofía Castro). Así, sin esfuerzo y sin buscarlo, Yalitza llegó a la cima. Y eso es precisamente lo que me preocupa. ¿Qué será ahora de esta joven oaxaqueña? ¿Tiene futuro como actriz?

Yo me he puesto a pensar, si se queda en México, que es lo más seguro, las cadenas de televisión, que son de lo más clasistas y racistas del mundo, ¿qué le pueden ofrecer? ¿Papeles de chacha, como le dicen a las trabajadoras domésticas? Porque en un protagónico en una telenovela nomás no me la imagino. Y tampoco creo que los directores del cine tengan algo que valga la pena para ella. Ojalá que me equivoque, pero basta con echar un ojo a lo que se está produciendo para darse cuenta que Yali no tiene mucha cabida ahí.

Veremos qué pasa con ella. Ojalá, y lo deseo desde el fondo de mi venenoso corazón, que algo bueno.