Se masturbó durante un vuelo de United Airlines, puede ir a la cárcel por ello

Enrique González, de 48 años, se masturbó en un vuelo de United Airlines el 3 de febrero, según los registros judiciales y de la policía.
Se masturbó durante un vuelo de United Airlines, puede ir a la cárcel por ello
Enrique González se masturbó en un vuelo con la ayuda de su esposa.
Foto: Bexar County Sheriff's Office

Un hombre de California va a juicio hoy por un cargo federal de conducta lasciva, indecente y obscena en un vuelo a San Antonio, a principios de este año.

Enrique González, de 48 años, de Rancho Cucamonga, se masturbó en un vuelo de United Airlines el pasado 3 de febrero, mientras que su esposa trató de ayudarlo, según se recoge en los registros judiciales y de la policía.

El caso de González es un ejemplo de lo que les sucede a quienes son sorprendidos realizando una conducta sexual en aviones, quienes reciben la denominación de haberse unido al “Club de High Mile”.

Si bien el acto está en la lista de deseos de algunas personas, no es legal. Las consecuencias pueden variar de quien atrape a la persona o personas involucradas, del estado en el que se produzcan y otros factores que también se tienen en cuenta para juzgar estas conductas.

Algunos asistentes de vuelo optan simplemente por una severa advertencia a los involucrados, mientras que otros pueden alertar al capitán, lo que podría significar que las autoridades esperen al ofensor una vez que el avión aterrice, de acuerdo con los asistentes de la corte.

Una persona que exhibe este tipo de conducta podría enfrentar cargos de exposición indecente, generalmente con una multa baja. También se puede añadir una corta estancia en la cárcel por interferir con la tripulación del vuelo. En cualquier caso, este hecho tiene una sentencia máxima de 20 años en prisión.

Una declaración jurada presentada en el caso de González recoge que otro pasajero lo vio tocarse después de que el vuelo 5755 saliera del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. El testigo reportó el incidente a la tripulación de vuelo y González fue arrestado por la Policía del Aeropuerto de San Antonio, una vez que el avión aterrizó.

El acusado ingresó en la prisión del condado de Bexar por un delito menor por exposición indecente.

“Según el testigo, la conducta criminal comenzó cuando las luces de la cabina se apagaron y continuaron durante aproximadamente 30 minutos, durante los cuales, González se encontró con la mirada del testigo y continuó con su conducta”, escribió el agente especial del FBI, Gregory Pratt, en la declaración jurada. “Cuando fue entrevistada por la policía del aeropuerto de San Antonio, la esposa de González admitió que ‘jugó con su marido’ durante el vuelo”.

Según se informa, el acto ocurrió mientras estaban volando y no mientras estaba en tierra, el FBI y la Oficina del Fiscal de los EE.UU. presentaron una acusación de delito menor federal contra González en abril por una conducta obscena e indecente.

Dado que el avión estaba en el aire, los federales asimilan el cargo de los libros de leyes del Distrito de Columbia, y lo han usado en otros casos raros en que las personas fueron acusadas de actos sexuales durante un vuelo.

Si es declarado culpable, González enfrenta una multa de $ 500 dólares y hasta 90 días en la cárcel.