Denuncian la detención de una joven madre y su hija prematura en la frontera

La adolescente guatemalteca en silla de ruedas junto a su bebé prematura fue detenida por ICE
Denuncian la detención de una joven madre y su hija prematura en la frontera
Inmigrantes en el Centro de Procesamiento Central de la Patrulla fronteriza en McAllen, Texas.
Foto: Cortesía CBP

Activistas aseguran que entraron “en shock” tras hallar a una joven madre guatemalteca en silla de ruedas junto a su bebé prematura, envuelta solamente con una cobija que alguien regaló, y apretujadas en una instalación de la Patrulla Fronteriza de Texas.

La imagen fue tan fuerte que lo que describieron como otro ejemplo del maltrato a los inmigrantes en la frontera de Estados Unidos con México.

La joven guatemalteca cruzó a Estados Unidos sin familiares y fue detenida en una instalación de ICE en McAllen, Texas.

Hope Frye, una voluntaria que visita centros de detención de inmigrantes para asegurarse de que cumplen con las regulaciones federales, dijo a AP que la criatura nació en México a principios de mayo y su cabeza es del tamaño de un puño.

Frye agregó que la bebita debió recibir atención médica de inmediato y que la joven centroamericana estaba en silla de ruedas y con mucho dolor.

Frye y otros defensores dicen que el caso resalta las malas condiciones en que se encuentran los inmigrantes después de cruzar la frontera en un momento en que el gobierno está tratando con un número sin precedentes de familias y niños que llegan cada día.

Ella dice que la madre, una joven de 17 años de Guatemala, tuvo una cesárea de emergencia en México a principios de mayo y cruzó la frontera con la bebé el 4 de junio.

Estaba en una silla de ruedas con un dolor extremo cuando abogados y activistas la encontraron esta semana. La niña les dijo a los activistas que había cruzado la frontera a través del río Grande, pero que necesitó ayuda de otras personas para llevarla, y que también necesitó ayuda para subir a un coche de la Patrulla Fronteriza cuando la detuvieron.

Se esperaba que la madre y la hija fueran trasladadas a un centro para niños inmigrantes menores de edad sin padres el jueves, luego de la protesta que surgió en las redes sociales.

Ellas fueron retenidas en un centro de procesamiento de McAllen superpoblado, que aloja a cientos de padres e hijos en grandes áreas cercadas, y que obtuvo atención internacional el año pasado cuando tuvo a niños separados de sus padres. Los activistas describen las facilidades como jaulas y dicen que son extremadamente frías. El almacén convertido en albergue es el mismo lugar donde un brote de gripe provocó que las autoridades cerraran las instalaciones el mes pasado.

La administración de Trump es criticada por las condiciones en los centros de detención de migrantes. Cinco niños han muerto desde fines del año pasado después de ser detenidos por la Patrulla Fronteriza. En una carta al Congreso esta semana, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, y Alex Azar, quien dirige el Departamento de Salud y Servicios Humanos, abogaron por fondos suplementarios de emergencia.