Enfermedad de Parkinson: ¿Cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirla?

Temblores en las manos o los dedos son unos de sus principales síntomas
Enfermedad de Parkinson: ¿Cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirla?
Foto: shutterstock

La enfermedad de Parkinson es un trastorno que afecta los movimientos de la persona, y esto sucede cuando las neuronas no producen suficiente dopamina, sustancia química que se genera en el cerebro y que tiene como objetivo principal desarrollar el buen funcionamiento motor del organismo.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta enfermedad es progresiva, es decir, se vuelve más severa con el tiempo, y tiende a presentar diferentes signos en cada persona.

Alguno de estos síntomas son:

  • Temblores en las manos o los dedos, incluso cuando se está en reposo.
  • Bradicinesia o movimientos lentos. Tareas simples como caminar, levantar o mover un objeto, pueden resultar realmente difícil de hacerlas, debido al retardo en tus movimientos.
  • Rigidez muscular y sentir dolor en los diferentes músculos.
  • Problemas de  equilibrio. Postura encorvada o alteraciones en el equilibrio.
  • Pérdida de los movimientos automáticos, sonreir, parpadear o balancear los brazos mientras caminas, son movimientos involuntarios que se reducen a causa de esta enfermedad.
  • Cambio en la manera de hablar, a causa de las falta en la inflexión verbal el cual genera que tu léxico sea limitado, por lo que al expresarte puedes llegar a ser monótono.
  • Cambios en la escritura o dificultad al escribir.

¿Cómo puedes prevenir la enfermedad de Parkinson?

Según Mayo Clinic, en la actualidad, en el sector de la salud se desconoce la causa de esta enfermedad. Aunque ciertas investigaciones dan ciertas indicaciones para su prevención:

  • Realizar ejercicios aeróbicos reduce el riesgo de tener esta enfermedad.
  • Y personas que toman bebidas que contengan cafeína, tienen menos posibilidades de presentar la enfermedad de Parkinson, pero no existe evidencia suficiente de esto.

La enfermedad de Parkinson, no tiene cura, pero el médico puede recomendar medicamentos o una cirugía en ciertas zonas del cerebro, esto con el fin de controlar o disminuir los síntomas.