Javier Duarte revela que Peña Nieto le dio dinero por “cargos de conciencia”, denuncia extorsión de PGR

El exgobernador de Veracruz asegura que se vio obligado a pagar porque lo amenazaron
Javier Duarte revela que Peña Nieto le dio dinero por “cargos de conciencia”, denuncia extorsión de PGR
Javier Duarte
Foto: EFE

MÉXICO – Javier Duarte asegura que, por cargos de conciencia, el expresidente Enrique Peña Nieto le regaló dinero para ayudarlo; sin embargo esos recursos los terminó pagando como extorsión a los principales funcionarios de la PGR.

El dinero que entregué (en la extorsión) fue dinero que me dio el expresidente Enrique Peña Nieto. Me lo entregó a través de un amigo y se lo entregaron a mi hermano (Cecil Duarte). A través de un amigo que tenemos en común, citaron a mi hermano en una casa y allí le entregaron el dinero… para que me quitaran delincuencia organizada y dejaran a mi familia en paz. O sea, el mundo al revés, me dio dinero el expresidente Peña para poderle dar un soborno a sus propios funcionarios”, declaró Duarte desde prisión.

“A él le entregaron el dinero, a él le entregaron el dinero, este amigo, de parte del Presidente. Dijo: ‘el Presidente está muy consternado, está muy triste por la situación que vive su hermano y pues ojalá esto le sirva para poder resolver algo de lo que tiene allí’. Yo después le escribí una carta al Presidente y le dije ‘Presidente, con todo respeto, es algo verdaderamente bizarro, es algo fuera de la realidad lo que estoy viviendo, usted me apoya con algo y eso es lo que estoy pagándole, lo que me están pidiendo sus propios subalternos por hacer algo que es una injusticia lo que me están haciendo. Algo que les correspondía hacer”, precisó el exgobernador de Veracruz.

(Peña me ayudó) por el cargo de conciencia que tiene, todas las chingaderas que me hicieron. Todas las cosas que me fabricaron. A ver, pregunto, ¿qué prueba hay en contra mía? ¿dónde están los miles de millones de pesos que dicen que me robé? ¿dónde están? Pregunto ¿dónde están? Nadie ha preguntado eso, que es lo más obvio, nadie se ha preguntado, ‘Duarte el corrupto, Duarte el malo, Duarte el cabrón’. ¿Y dónde está el dinero que me robé”, insistió Duarte.

“Repito, por un cargo de conciencia, es una injusticia la que hicieron conmigo, soy un chivo expiatorio para poder desviar la atención después de todo el escándalo que había en su Gobierno, de todas las cosas que estaban, dijeron ‘pues vamos a fregarnos a un Gobernador popular, a un Gobernador fuerte y así nos lavamos la cara y vean que el PRI también mete a la cárcel a sus propios correligionarios’. Pero fue una tontería porque lo único que hicieron fue echarse la soga al cuello, fue peor”, indicó.

Operó Osorio entrega

Como Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong negoció la salida de Javier Duarte como Gobernador de Veracruz, el 12 de octubre de 2016, y le ofreció protegerlo de una “venganza” de Miguel Ángel Yunes. Osorio también pactó con Duarte su entrega en Guatemala el 15 de abril de 2017, según revela el propio sentenciado.

“Él fue el que me pidió que me separara de mi cargo, de entrada, por instrucciones del Presidente, me dijo. No fue amenaza, simplemente me dijo: ‘Javier, te pide el Presidente por mi conducto que por favor pidas licencia, ya es tiempo que te separes, el clima de crispación entre tú y Yunes es muy fuerte y queremos estabilidad política en una transición tersa y si tú sigues allí no podrá ser posible, te vamos a cuidar, no vas a tener ningún problema, todo está bien‘” reveló Javidu, como se le conoce al exgobernador mexicano.

“Yo le dije: ‘a ver, yo no tengo ningún problema, sepárenme, nada más amárrenle las manos al pinche loco de Yunes, porque está loco y es un cuate que viene enfermo y este cuate nada más lo único que trae es una venganza contra mí, yo le gané hace seis años y desde entonces trae una pinche loquera contra mí. ‘No te preocupes, te vamos a cuidar, te vamos a proteger'”, comentó.

“Perfecto, sí. Yo no tengo nada por qué cuestionar al Presidente, si el Presidente me pide que me separe del cargo, faltan 40 días para que termine mi mandato de seis años, pero pues no hay problema, pero si ustedes quieren que me separe ahorita, ahorita mismo me separo y punto'”, dijo Duarte Ochoa.

“(La captura en Guatemala) fue una negociación, en donde me dijeron: ‘te tienes que entregar antes de la elección del Estado de México, porque de lo contrario no va a funcionar. Y a cambio dejamos a tu familia en paz y tú te entregas’. Fue directamente el Gobierno federal, a través del Secretario de Gobernación (quien negoció) a través de mis abogados en aquel entonces, los que antes eran mis abogados”.

Duarte llegó a México el 17 de julio de 2017, tras ser entregado en extradición por el Gobierno de Guatemala, y fue trasladado a una audiencia inicial en el Reclusorio Norte.

El ex mandatario de Veracruz fue acusado de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición.

Pago de extorsión

 Duarte afirma que pagó una “extorsión” al exencargado de la extinta Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, para que dejaran en paz a su familia y le reclasificaran el delito de delincuencia organizada, lo que implicaría conseguir una sentencia más baja.

El exGobernador de Veracruz, quien desde el Reclusorio Norte llamó a REFORMA, aseguró que Felipe Muñoz Vázquez, quien hasta el mes pasado fuera titular de la Subprocuraduría de Delitos Federales, también fue beneficiario del pago.

“Hasta ahora, no he revelado a través de quién se entregó el recurso, tanto al extitular de la Procuraduría General de la República como al subprocurador, en aquel entonces, Felipe Muñoz, porque están metidos tanto Elías Beltrán como Felipe Muñoz”, acusó Duarte.

“En su momento, voy a dar a conocer por los canales adecuados y correctos cómo es que se hizo toda esta situación que es meramente una extorsión. Fue una extorsión hacia mi persona donde me amenazaron con la integridad y con la vida misma de mi familia, no tuve de otra más que hacer eso. Esto no es un cohecho, esta es una extorsión, me extorsionaron, fui extorsionado y tuve que pagar para que dejaran a mi familia en paz y para que aceptara todas las pruebas que me fabricaron en mi contra“, aseguró Duarte.

El exgobernador fue sentenciado el 26 de septiembre pasado a nueve años de prisión luego de pactar un procedimiento abreviado en el que se declaró culpable de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Como parte de ese procedimiento abreviado, el delito de asociación delictuosa fue impuesto en lugar de delincuencia organizada, el cual originalmente estaba contemplado en la imputación y es de una penalidad más alta.

En la entrevista telefónica, señaló que las pruebas que tiene sobre la supuesta extorsión en su momento las presentará en los canales oficiales, dejando entrever la posibilidad de presentar una denuncia. De antemano, deslinda a sus abogados de este presunto pago.

-¿Cuánto dinero pagó?

-Allí sí te repito, son temas que yo me quiero reservar para poderlo dar a conocer en su momento y por los canales adecuados.

-¿Estamos hablando de decenas o centenas de millones de pesos?

-No, no, no, no, es mucho menos. A ver, no voy a dar una cantidad, pero no es… digo, es una cantidad que yo no tengo, que no he tenido, que no puedo darme el lujo de tener, que no puedo darme el lujo de pagar, pero tampoco es una cantidad estratosférica, tampoco piensen en cantidades así… no, ni siquiera fue tanto.

-¿Tiene pruebas para probar el involucramiento tanto de Elías como de Muñoz?

-Claro que sí, tan es así que me quitaron el delito de delincuencia organizada.

-¿Cuándo las va a dar a conocer?

-En su momento las voy a dar a conocer por los canales oficiales.

¿A quien se le entrega directamente, a quien se le paga? ¿es una persona de la PGR?

-Recibió el dinero, te repito, recibió el dinero el titular y uno de los segundos, Elías Beltrán y Felipe Muñoz.

-¿Personalmente?

“Personalmente no lo sé, allí sí no te puedo dar los detalles de cómo estuvo el momento de la entrega, no sé si lo hicieron a través de un secretario, de un auxiliar, un chofer, un guarura, no sé, no tengo el dato, pero sí fue a ellos.

-¿Por qué hasta ahora está revelando esto?

Pues porque ya no están estos cuates en la PGR y lo puedo hacer. Hasta esto sería un suicidio que lo hiciera, ¡imagínate cómo acusas al verdugo ante el mismo verdugo!