Brutalidad de narcos, hasta el cuero cabelludo le arrancaron a mujer

Las víctimas eran una mujer y su suegra quienes fueron secuestradas por sicarios
Brutalidad de narcos, hasta el cuero cabelludo le arrancaron a mujer
Brutalidad de narcos, hasta el cuero cabelludo le arrancaron a mujer
Foto: Especial

El brazo armado del grupo del narcotráfico conocido como “Los Ardillos” cobró la vida de dos víctimas más, ahora de dos mujeres integrantes de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Regionales (CRAC) de la localidad de Zocapexco, en el municipio de Chilapa, en el estado de Guerrero.

Las víctimas fueron identificadas como Alberta Matías Rendón y su suegra Juana Fernández quienes fueron obligadas a bajarse de una unidad de transporte de pasajeros por un comando armado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

A decir de testigos, el grupo vinculado a la organización paramilitar Paz y Justicia, el cual es señalado como el brazo armado de Los Ardillos, se las llevó y por la noche fueron localizadas degolladas y con señales brutales de tortura a tal grado que a una de ellas le arrancaron el cuero cabelludo.

Se trata de la segunda baja para la Policía Comunitaria luego de que esta misma semana asesinaran a dos de sus integrantes.

Ante esta brutal ola de violencia en contra de esta comunidad, los dirigente exigieron a la administración del gobernador Héctor Astudillo el esclarecimiento de estos cuatro asesinatos.

Pues aunque en un principio se había comprometido la presencia de la Guardia Nacional y de más elementos de seguridad, hasta el momento éstos no han arribado a la zona en conflicto.

Según datos de las propias autoridades mexicanas tres cárteles de la droga y cinco células delictivas tienen presencia en esa entidad, entre ellas Los Ardillos, quienes se han dedicado a aterrorizar a esta comunidad desde hace ya varios años en su búsqueda por el control de la zona, pues no solo se dedican al narcotráfico, si no a la extorsión y al secuestro.

A tal grado que hasta las mujeres se han tenido que armar para enfrentar a estos maleantes que no tienen respeto por nadie.