Cómo funcionan las transmisiones automáticas

La transmisión automática se encarga de regular la velocidad del auto, sin los cambios de engrane
Cómo funcionan las transmisiones automáticas
Las transmisiones automáticas son más comunes que las transmisiones manuales
Foto: Pexels

Si eres uno de esos conductores que prefieren los autos de transmisión automática porque son más fáciles de conducir y/o porque no sabes cómo manejar uno de transmisión manual, te tenemos una noticia: No estás solo.

Solo 3.7% de la población estadounidense conduce un vehículo de transmisión manual, según un estudio independiente de CarMax, el concesionario de autos usados más grande de los Estados Unidos. Esto quiere decir que el resto de los conductores, un 96.3%, conduce un auto de transmisión automática, un cambio drástico en preferencias de autos a comparación de 1995, cuando 26.8% de la población conducía un auto con palanca manual (stick shift).

Pero las transmisiones automáticas no son algo malo ni llegaron para desplazar las manuales. Estas son una innovación revolucionaría que, a diferencia de las manuales, transcenderán en los vehículos eléctricos.

Cómo funcionan las transmisiones automáticas

Todos los motores en general producen una potencia de rotación, la cual se dirige a las ruedas para que estas avancen. Sin embargo, la potencia de un motor no es suficiente para hacer que un auto se mueva en algunos casos (es una cuestión de física), debido a que estos solo pueden alcanzar un cierto rango de revoluciones en su cigüeñal, se necesita una torsión (torque) óptima para que el automóvil se mueva.

Para que un auto avance lo suficientemente lento para no detenerse y para que éste avance los suficientemente rápido sin destruirse, se necesita un tren motriz para regular la diferencia entre potencia y torque.

Antes de seguir, hagamos una pausa para explicar la diferencia entre torque y potencia del motor. La potencia del motor es la velocidad a la que gira el cigüeñal y se mide en revoluciones por minuto (RPM). El torque, por otra parte, es la fuerza de torsión que genera el motor en su eje para una velocidad particular de rotación.

Entonces, la diferencia entre una transmisión manual y una automática es que con la manual el conductor controla los engranes con la ayuda del clutch o embrague y los cambios de velocidad. La automática, por otra parte, determina por sí sola que engrane se requiere sin que el conductor se entere.

El siguiente video explica las funciones de cada pieza que integra el interior de la transmisión automática.

***

Te puede interesar: