Video: Denuncia que no la dejan subir al avión por vestir un “body escotado”

La compañía replicó que lo que llevaba la pasajera era un bañador. Lo tacharon de "discriminación machista"
Video: Denuncia que no la dejan subir al avión por vestir un “body escotado”
Las azafatas de tierra de la misma compañía sí habían dejado embarcar a la pasajera.
Foto: Stela Di / Pixabay

Una joven española ha denunciado en las redes sociales que la compañía aérea Vueling no la dejó embarcar este domingo en un avión que cubría la ruta Palma de Mallorca – Barcelona porque iba vestida con ropa inapropiada.

La afectada, Laura C., asegura que iba vestida con un body escotado, una falda y unas zapatillas y que las azafatas de tierra la dejaron atravesar la puerta de embarque para minutos después impedirle entrar en el avión mientras esperaba la cola junto a su pareja.

La hermana de la afectada ha compartido en Twitter el vídeo del incidente. En la grabación se escucha decir: “No me acepta en el vuelo por llevar un body”, a lo que el resto de pasajeros responden con sorpresa: “Esto es muy fuerte”.

La compañía aérea se ha defendido en un comunicado apuntando que la pasajera iba en bañador y que su respuesta a la petición de la agente de ‘handling’ fue “abusiva”, razón por la que se decidió que no volase.

Según ha contado la afectada a el diario EL PAÍS, ella y su pareja pasaron los controles de seguridad del aeropuerto con total normalidad. Los problemas llegaron cuando se abrió la puerta de embarque.

 “Cuando estaba haciendo cola vi miradas entre una azafata y la otra que estaban en los mostradores. Al llegar mi turno la trabajadora que me atendió me dijo que así no volaba y que fuera y me comprara algo. Yo le dije que tenía el fular para taparme y me dijo que ni con el fular”, explica.

Finalmente la dejaron pasar, pero cuando se encontraba a punto de entrar en el avión una de las trabajadoras de la aerolínea le dijo que no iba a acceder al avión.  “El comandante dice que ‘así no puedes volar, así que debes abandonar‘”, asegura la afectada al diario Ideal. Lo que pasó después ha quedado grabado en vídeo.

“¿Cómo no va a poder volar? No le molesta a nadie”, se queja una pasajera. Tras las protestas de los viajeros se escucha decir a una empleada de la aerolínea, “llama a la Guardia Civil”.

Los agentes acudieron a la puerta del avión, tomaron nota de la decisión del comandante y sacaron a la pareja fuera de la zona de seguridad hasta el mostrador de la aerolínea para pedir una hoja de reclamaciones.

Según defiende la compañía, las condiciones de transporte “se aplican de manera igualitaria a hombres y mujeres, y están diseñadas para defender y proteger la seguridad de todos los pasajeros a bordo y para regular su comportamiento en beneficio de todos”. “Esas condiciones establecen poder denegar el acceso a pasajeros cuya conducta no se adapte a dichas condiciones”, agrega e insiste en que la afectada iba en bañador.

 Laura C. asegura que en ningún momento su respuesta fue desproporcionada con las azafatas y que presentará una denuncia y que buscará recuperar el importe del billete que le impidieron coger.

Rubén Sánchez, portavoz de una asociación que defiende los derechos de los consumidores, opina que se trata de una “discriminación de carácter machista que no se debe repetir. Compara el episodio con la denuncia de una mujer estadounidense a la que los empleados de la aerolínea holandesa KLM le pidieron que se tapara para amamantar a su hija.