7 tips para ser constante e instaurar un nuevo hábito en tu vida

Reemplazar hábitos negativos por positivos no es tan sencillo como parece

7 tips para ser constante e instaurar un nuevo hábito en tu vida
Foto: unsplash

Instaurar un nuevo hábito en tu vida, es la mejor manera de emprender un cambio y evolucionar como persona. Estos 7 consejos que veremos a continuación, pueden servirte de mucha ayuda si has identificado un patrón o patrones que disminuyen tu rendimiento, o son negativos para tu salud.

1. Preparación

Instaurar un hábito empieza por alistarse para los cambios que harás en tu vida, empezando por identificar los hábitos que quieres reemplazar y las costumbres que quieres colocar en su lugar.

Puedes planificar esto en una pequeña libreta que lleves contigo en todo momento y lugar.

2. Impulsar la autoconfianza

En el momento de instaurar un hábito, un factor que nos puede desmotivar son los errores que cometemos en el pasado y que nos impiden avanzar al minar nuestra autoconfianza.

En estas situaciones, debes fomentar la confianza que tienes en ti, convenciéndote de que esta vez será diferente porque cuentas con las herramientas necesarias para cumplir el objetivo.

Confianza
Foto: Unplash

3. Divide y agrupa

Si reduces los hábitos que quieres instaurar en pasos fáciles de hacer, entonces estas nuevas costumbres serán observadas como grandes metas que se cumplen lentamente, paso a paso. Esto puede servirte mucho si te sientes intimidado por lo que quieres hacer.

4. Establecer un nuevo patrón

Ahora que has desglosado los hábitos, debes establecer una rutina que te haga capaz de cumplir muchas de las nuevas costumbres que quieres practicar continuamente. Este patrón debe ser realista, es decir, una secuencia que sí pueda realizarse.

5. Repetir

Lo más importante al momento de instaurar un nuevo hábito es la posibilidad de que sea repetido continuamente, solo así puede ser un hábito como tal y no una acción aislada.

6. No aceleres demasiado

No hay apuro al momento de instaurar un hábito. No se trata de una carrera contrarreloj, y ciertamente instaurar un hábito no debería ser una cuestión competitiva entre dos personas.

7. Retomar la marcha si has caído

Los errores y los desaciertos se permiten, pero no puedes dejarte abrumar por ellos porque el esfuerzo realizado habrá valido para muy poco. Debes retomar el ritmo, ajustar el patrón y perdonarte por la equivocación para seguir avanzando y alcanzar nuevos retos.