Prepara tepache de piña, tradicional bebida mexicana cargada de probióticos

El tepache es una diurética, excelente remedio para recuperar salud y flora intestinal
Prepara tepache de piña, tradicional bebida mexicana cargada de probióticos
Se trata de una bebida curativa que te llenará de energía, ya que aporta un alto contenido en hidratos de carbono
Foto: shutterstock

El tepache es una bebida 100% mexicana que existe desde la época prehispánica y en ese entonces se elaboraba a partir de la fermentación del maíz y se endulzaba con piloncillo. Posterior a la conquista española la base de esta bebida fue la fruta.

El tepache es una bebida fermentada, con enormes propiedades para la salud debido a sus bacterias vivas  resultado de una fermentación espontánea. Forma parte de las tradiciones mexicanas, pero es uno de los mejores remedios naturales que existen.

Sus beneficios para el sistema digestivo son inmensos debido a sus probióticos de excelente calidad, que promueven el buen funcionamiento del sistema inmunológico para sanar la mucosa del sistema digestivo, en donde se aloja todo el poder de nuestras defensas. Otro de sus maravillosos beneficios es la prevención del estreñimiento, ayudando a prevenir los síntomas de la colitis.

Hacer tepache es fácil y realmente económico, en México es una bebida que se prepara de forma casera, no se vende embotellada. Las bases de su preparación son sencillas necesitarás cáscara de fruta, azúcar (piloncillo, azúcar de caña no refinada) y agua. El dulzor de la bebida se va ir diluyendo debido al proceso de fermentación, contempla que el azúcar es indispensable para que esto suceda.

En esta ocasión te presentamos la receta del tepache de piña, es el más popular. Cuando te llenes de sus beneficios podrás integrar nuevas preparaciones con otras frutas como: coco, mango, frambuesa, manzanas y duraznos, no están recomendadas las frutas cítricas. El resultado es una bebida refrescante con un grado bajo de alcohol (4° a 8°). 

Tepache de piña

Ingredientes

  • 1 piña con su cáscara y sin tallo
  • 1 pieza de azúcar piloncillo
  • 4 litros de agua limpia
  • 1 ramita de canela
  • 5 clavos de olor

Preparación

  1. Lava perfectamente la piña, retira el centro de la fruta y corta en pequeños trozos.
  2. En un recipiente de madera o vidrio coloca la piña cortada en trozos medianos, agrega el agua, el piloncillo, la canela y los clavos de olor.
  3. Este recipiente deberá estar a una temperatura de 30º  para que puedan reproducirse los microorganismos benéficos y ligeramente tapado (te recomiendo usar una manta de cielo) esto permitirá la oxigenación.
  4. Déjalo reposar de 2 a 4 días máximo. Empieza a probar a partir del segundo día para apreciar su evolución y sabor. Cuando esté listo, cuélalo y guárdalo en el refrigerador para consumirlo fresco y detener la fermentación.
  5. Sírvelo con mucho hielo.