¿Cuáles son los síntomas del cáncer de linfoma Hodgkin y por qué se produce?

Como el sistema linfático es muy extenso, los tumores pueden afectar diferentes zonas del cuerpo
¿Cuáles son los síntomas del cáncer de linfoma Hodgkin y por qué se produce?
Foto: shutterstock.com

El linfoma de Hodgkin es uno de los tipos de cáncer que se genera en el sistema linfático, el cual está encargado  de proteger a la persona de infecciones o enfermedades.

Síntomas

De acuerdo a cancer.net, cada organismos es diferente, hay personas que pueden presentar síntomas como otras que no, pero los signos más frecuentes son:

  1. Inflamación no dolorosa, en los ganglios linfáticos del cuello, axilas o en la ingle.
  2. Fiebre repentina y sin motivo alguno.
  3. Disminución en el peso sin explicación.
  4. Sudor excesivos en la noche.
  5. Picazón intensa.
  6. Cansancio.
  7. Dolor en los ganglios linfáticos que se llegan a producir por el consumo de alcohol.
  8. Dificultad para respirar, tos y malestar en el torax, sobre todo si esa área está afectada.

¿Por qué se produce?

El linfoma se produce cuando las células sanas que se encuentran en el sistema linfático cambian y comienzan a crecer en exceso sin control aparente, lo que genera la formación de tumores.

En este sentido, puede afectar muchas partes del sistema linfático, pues este se encuentra en casi todo el cuerpo, pero con mayor frecuencia tiende a alojarse o propagarse a los ganglios linfáticos del cuello, área del pulmón, detrás del esternón, la ingle o la pelvis.

Pero también puede dispersarse al bazo, hígado, a la médula ósea o a los huesos.

Por supuesto, todo esto depende del tipo de linfoma de Hodgkin que padezca el paciente. Existen dos los cuales son:

Linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular: las células cancerosas en este tipo de linfoma se les denomina como linfocíticas y histiocíticas (L & H), se tienden a presentar en los ganglios linfáticos en el cuello y debajo del brazo.

Linfoma de Hodgkin clásico (LHC): es uno de los más frecuentes y tiene cuatro subtipos: Linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular, Linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos, Linfoma de Hodgkin con celularidad mixta y Linfoma de Hodgkin con depleción linfocítica.

Lo mejor que puedes hacer si sientes alguno de estos síntomas, es asistir al médico lo antes posible, para que te realicen los estudios necesarios y así puedan dar con un diagnóstico claro que te pueda ayudar a mejorar su salud.