Científicos logran volar a través de una nube de fuego, y las fotos son fantásticas

Por primera vez logran estudiar la formación de una gran nube de fuego causada por un incendio
Científicos logran volar a través de una nube de fuego, y las fotos son fantásticas
El penacho de humo (gris) que alimentaba la nube (blanca).
Foto: David Peterson/ U.S. Naval Research Laboratory

Los científicos atmosféricos toman nota regularmente cuando los satélites detectan tormentas eléctricas que se elevan por encima de las columnas de humo de incendios forestales.

Estas “nubes de fuego” —expertos las llaman pyrocumulonimbus (pyroCb) o cumulonimbus flammagenitus— se producen cuando los incendios generan suficiente calor y humedad en la atmósfera para producir tormentas eléctricas. Esas nubes son llamadas pirocumulonimbo, debido a su origen (causadas por un incendio) y a su forma.

El 8 de agosto de 2019, un equipo de científicos atmosféricos tuvo una visión extremadamente rara de estas nubes mientras se formaban.

David Peterson, pronosticador principal de FIREX-AQ, estaba en la cabina del DC-8 de la NASA. “Las vistas eran absolutamente impresionantes”, dijo Peterson. “Hay muy pocas fotografías de pirocumulonimbos grandes disponibles, especialmente desde el aire”.

La fotografía de arriba, tomada desde aproximadamente 30,000 pies (9 kilómetros), muestra el sol poniente brillando a través del espeso humo a las 8 p.m. Tiempo de montaña. Las partículas en el humo reflejan la luz de maneras que hacen que el Sol se vea naranja. La siguiente fotografía muestra el penacho de humo (gris) que alimentó la nube de pirocumulonimbos (blanco).

El penacho de humo (gris) que alimentaba la nube (blanca). David Peterson/ U.S. Naval Research Laboratory

El laboratorio volador DC-8 de NASA pasó directamente a través de un gran pirocumulonimbo ese día, cuando se formó y salió a la atmósfera desde un incendio en el este de Washington.

El incendio Williams Flats el 2 de agosto de 2019, en el estado de Washington.

El vuelo fue parte de una campaña de campo conjunta de NOAA y NASA llamada FIREX-AQ. Los científicos están estudiando la composición y la química del humo para comprender mejor su impacto en la calidad del aire y el clima.

La siguiente línea de tiempo en video del incendio en William Flats, en el estado de Washington, muestra claramente la formación de la nube de fuego debido al incendio. El video fue compartido en Flickr por Rocky Raybell (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).

El vuelo fue el muestreo más detallado de un pirocumulonimbo en la historia, explicó Peterson.

Un segundo avión de investigación voló sobre el penacho unas horas antes en el día, y los laboratorios móviles en tierra también hicieron mediciones detalladas.

“Los pirocumulonimbos son como grandes chimeneas, transportando una gran cantidad de humo a la estratosfera inferior”, explicó Peterson.

Cuando el humo llega a la estratosfera, tiende a extenderse a nivel mundial y permanece en la atmósfera durante períodos más largos (meses o incluso años) que el humo que permanece en la troposfera inferior.

Con información del Observatorio de la Tierra de NASA