¿Cómo puedo calcular mi índice de masa corporal si quiero perder peso?

Con esta medida podrás obtener mejor control de los resultados de tu entrenamiento
¿Cómo puedo calcular mi índice de masa corporal si quiero perder peso?
Foto: shutterstock

No es de extrañar que la movida fitness te logre seducir. Cada vez son más las personas que se preocupan por cuidar su apariencia, alimentarse mejor y mantener el peso ideal. Y para lograr estas tareas los nutricionistas son los mejores guías.

Sin embargo, hay trucos que puedes aplicar tu mismo para medir el desarrollo muscular y asegurarte de que los ejercicios estén surtiendo efectos. Una de estas medidas es el cálculo del índice de masa corporal (IMC).

¿Qué es el índice de masa corporal?

También llamado IMC por sus iniciales, este método sirve para calcular un estimado de la cantidad de grasa corporal que tiene una persona. Además, a través de los valores obtenidos, se puede determinar si el peso del consultado es apropiado para su estatura o si está en los límites, ya sea delgadez extremo u obesidad.

¿Cómo se puede calcular el IMC?

En Internet existen cientos de calculadoras en línea que te permiten medir el índice de masa corporal de forma sencilla. Solo deberás introducir tus datos y la página te arrojará el resultado numérico y la categorización de tu peso.

En caso de que lo quieras calcular de forma manual, basta con que dividas tu peso en kg entre tu estatura en metros elevado al cuadrado. La fórmula quedaría así: peso (kg) / estatura (m^2).

¿Cómo categorizar el peso?

De acuerdo al resultado que te dé, podrás identificar cómo está tu cuerpo según el peso que tengas. Los niveles de IMC normales van de 18 a 25 puntos. Si tienes menos de 18 puntos se considera delgadez, y si es más bajo de 15, la situación es extrema.

Por otra parte, si el resultado está entre 25 y 30 se considera que la persona tiene sobrepeso y si pasa los 30 puntos se categoriza como obesidad.

Cabe destacar que estas medidas no son tan estrictas. En el caso de los físicoculturistas o los atletas, el IMC siempre resulta elevado, pero esto no se debe a la grasa, sino a la densidad muscular.