Maravillosa sopa quema grasa de zanahoria y jengibre

Maravillosa receta de sopa rica en antioxidantes, que mejora la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales

Maravillosa sopa quema grasa de zanahoria y jengibre
El jengibre es rico en gingeroles, que son componentes activos del jengibre y responsables de su sabor picante con propiedades antiinflamatorias muy potentes.
Foto: shutterstock

La zanahoria es un vegetal con importantes propiedades para perder peso, el principal motivo es su alto contenido en fibra (indispensable para tener un buen funcionamiento digestivo y eliminar lo que el cuerpo no necesita, entre otras funciones). Cuentan con muy pocas calorías, grasas y un buen porcentaje de agua. 

Las zanahorias son un alimento termogénico, eso quiere decir que se pueden quemar calorías  y grasa simplemente con comer esta verdura; esto también las convierte en vegetales con baja densidad de energía, lo que significa también que nos permitirán sentir saciedad todo el tiempo.

El jengibre es una raíz rica en vitamina C, además es un excelente antioxidante que acelera el funcionamiento del metabolismo y como consecuencia, incrementa la quema de calorías y la eliminación de la grasa. 

Esta receta es perfecta para comidas bajas en grasa y como un sustituto de cena, que te ayudará a bajar de peso eficazmente, de manera natural y nutritiva.

Receta de sopa quema grasa de zanahoria y jengibre

Ingredientes

  • 6 zanahorias medianas peladas y cortadas en trozos
  • 3 tazas de caldo de verduras (natural)
  • 1/2 cebolla (picada finamente)
  • 2 cucharadas de jengibre en cubitos (sin cáscara)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1/2 taza de quinoa cocida
  • Hojitas de cilantro
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. En una olla grande a fuego medio, calienta el aceite de coco y agrega la cebolla finamente picada, permite que dore un poco. Posteriormente agrega el jengibre en cuadritos y las zanahorias (hasta que estén suaves). 
  2. En el vaso de la licuadora agrega la mezcla de zanahorias y jengibre con el caldo de verduras, sazona con sal y pimienta. Licúa hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Regresa la mezcla a la olla, lleva a ebullición y estará lista servirse. 
  4. Para servir agrega una cucharadita de quinoa cocida y hojitas de cilantro frescas con un toque de aceite de oliva extra virgen ¡es deliciosa!