Los tres autos musculosos más vendidos en los Estados Unidos

La popularidad de los "pony cars" no ha bajado
Los tres autos musculosos más vendidos en los Estados Unidos
Ford Mustang Bullitt 50 Aniversario
Foto: Ford media

Los autos musculosos o “pony cars” son rápidos, potentes y dignos de cualquier amante de la adrenalina. Estos vehículos también son muy costosos, más que un sedán, SUV o pickup truck.

Por ejemplo, el modelo más famoso de todos, el Ford Mustang Shelby GT500 2020, se encuentra en un precio inicial de $70,300 más un servicio de instalación de $1,095 e impuestos.

Aún así, los autos musculosos se están vendiendo como pan caliente.

Si bien las marcas más populares que fabrican estos tipos de autos son Ford, Chevrolet y Dodge – todas americanas -, otras como Mercedes, Lexus y Jaguar también han tratado de imitar las tendencias de estos autos americanos.

¿Qué modelos son los más populares?

Según las cifras de ventas de autos del 2018, el Ford Mustang se mantiene a la cabeza como el auto musculoso más vendido de todos, 75,842 unidades vendidas el año pasado. Al rey de los “pony cars” le sigue el Dodge Challenger con 66,716 unidades comercializadas y luego el Chevrolet Camaro con 50,963.

A diferencia de otros años, el Challenger a cobrado popularidad e incluso derrocado al Camaro en ventas, al menos un 25%, según Fox News.

En años recientes, Dodge ha presentado más versiones de su Challenger como el potente Hellcat de 717 caballos de fuerza, entre otros.

El éxito del Mustang probablemente proviene de un año de fuertes campañas publicitarias que promocionaron los 50 años de la película “Bullitt” (1968), la cual lanzó el Mustang GT a la fama e incluso lo convirtió en un icono de cultura pop junto a el fallecido protagonista de la película Steve McQueen.

¿Qué es un auto musculoso?

El concepto de autos musculosos nació por ahí de los años 50s, cuando los vehículos tipo “hot rod” (grandes y amplios) empezaron a ser modificados por sus conductores con motores más grandes en ellos, explica U.S. News.

Los fabricantes notaron esta tendencia y consecuentemente empezaron a construir autos potentes con caballos de fuerza inimaginables.

Un auto musculoso es por lo tanto deportivo, amplio y con un motor diseñado para producir potencia.

***

Te puede interesar: