Depilación definitiva masculina: Métodos más recomendables para ellos

Si estás pensando en hacerlo, checa cuál es tu mejor opción
Depilación definitiva masculina: Métodos más recomendables para ellos
Hay diferencias entre la depilación masculina y la femenina.
Foto: C00 License

Los hombres recurren a la depilación definitiva cada vez con más frecuencia, y esto responde a múltiples factores como ser la moda, razones estéticas, deportivas, por higiene, comodidad, etc.

Es por esta razón que las opciones disponibles en el mercado para la depilación masculina han aumentado de manera considerable.

Ellos pueden elegir entre diversos métodos para quitar el vello no deseado, desde la tradicional rasuradora de cuchillas hasta los tratamientos específicos de depilación permanente en gabinetes de estética.

En este artículo vamos a revisar los sistemas de depilación definitiva para hombres que son más recomendables, con base a las características del vello y la piel masculina.

La elección de uno u otro método depende de las características personales y del presupuesto con el que se cuente.

La depilación masculina

La depilación masculina no es como la de la mujer; suele ser más dolorosa, lleva más tiempo, requiere de muchas más sesiones y debe hacerse por partes en quienes nunca han eliminado su vello corporal.

Por otra parte, el hombre tiene que tener en cuenta que el vello ayuda a disimular imperfecciones, las que son más notorias conforme pasan los años. Por ejemplo, el pelo en el pecho en un hombre mayor disimula la flacidez propia de la edad, algo que quedaría a la vista si se quita todo el pelo.

Además, la disminución del pelo tiene que ser paulatina para darle tiempo a acostumbrarse a no tener más vello, verse despojado del todo de un momento a otro puede resultar chocante para algunos.

Diferentes opciones recomendables para la depilación definitiva masculina

Fotodepilación con luz pulsada

Los equipos de luz pulsada emiten un haz de luz policromático capaz de desplazarse en varias direcciones y abarcar grandes extensiones de piel.

Elimina el pelo mediante una termólisis selectiva en el folículo piloso y es capaz de eliminar entre un 80 a un 90% del vello tratado.

Se puede emplear en pieles que van del fototipo I al III, con vello de color castaño o negro y de variado calibre, pero no quita pelos muy claros, blancos o pelirrojos. Tampoco puede emplearse durante el verano ni en pieles bronceadas.

Depilación con láser

Los equipos de láser emiten un haz de luz unidireccional y monocolor muy preciso capaz de generar calor en puntos determinados.

Existen diversos tipos de láser para la depilación masculina:

Láser Soprano

Uno de los láser más empleados en la actualidad para la depilación definitiva de hombres y mujeres. Ofrece un alto porcentaje de efectividad y es mucho menos molesto que otros tipos de láser.

Emplea pulsos de energía altos y repetitivos, por lo que el cabezal de equipo puede pasar varias veces por la misma zona, lo que reduce la cantidad de sesiones necesarias para quitar la totalidad del pelo.

El vello comienza a caerse pasados unos 10 días de la aplicación, y se puede usar en pieles claras, morenas y bronceadas.

Láser Alejandrita

Este tipo de láser se emplea en la depilación de pieles que van del fototipo I al IV, con vello oscuro y grueso.

Hay dos variables del Láser Alejandrita:

Láser Alejandrita de pulso corto

Utilizado para la depilación de pieles más sensibles que van del fototipo I al II y con vello poco profundo. También quita el vello residual en pieles más morenas.

Láser Alejandrita de pulso largo

Se emplea con frecuencia para la depilación del labio superior, piernas, ingle y axilas, pero también ofrece excelentes resultados en la depilación de zonas corporales irregulares.

Láser Diodo

Muy usado en pieles morenas y en depilación masculina debido a que posee una longitud de onda grande y mayor capacidad de penetración. Es capaz de erradicar el vello profundo, oscuro y grueso, la contra es que genera bastantes molestias al ser aplicado

Consideraciones de la depilación masculina

Como dijimos anteriormente, la depilación  del hombre no es como la de la mujer, es un tanto más compleja:

  • El vello crece de forma ininterrumpida hasta los 50/60 años.
  • Se requieren de más sesiones para quitar todo el vello y siempre hacen falta aplicaciones de mantenimiento.
  • La piel del hombre es más gruesa, por lo que los tratamientos de depilación definitiva son más intensos.
  • El pelo del hombre es más profundo que el de la mujer, por lo que los equipos láser o IPL tienen que usarse con una longitud de onda diferente.
  • Es muy probable que el pelo vuelva a aparecer, indistintamente del sistema elegido para su eliminación.

Como puedes ver,  la depilación masculina tiene sus particularidades, detalles de importancia que hay que tener en cuenta a la hora de decidir decirle adiós al vello.

De este modo podrás elegir el sistema más apropiado para tu caso en particular.