Crece el número de voluntarios que apoyan a Bernie en California

De Oakland a San Fernando y Long Beach, los seguidores del senador de Vermont ya conforman todo un ejército de personas que participan en su campaña

Crece el número de voluntarios que apoyan a Bernie en California
Aún sin la presencia de Bernie Sanders, cientos de seguidores y voluntarios de su campaña para la presidencia, se han reunido para planear estrategias electorales. (Foto suministrada).
Foto: Foto suministrada / Foto suministrada

Yessica Manabe, una madre de familia, inmigrante de Honduras que se ha convertido en una súper voluntaria de la campaña presidencial de Bernie Sanders, fue una de los cientos de seguidores que el fin de semana -del 26 de agosto- se conectaron en diferentes ciudades de California para trabajar a favor de que el senador de Vermont sea el candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos.

“Me siento muy motivada para platicar con los estudiantes y convencerlos de apoyar a Bernie porque todo lo que ofrece, es lo que necesitamos”, dice convencida Yessica.

La campaña de Bernie Sanders se conectó ese fin de semana con cientos de sus voluntarios como Yessica en las ciudades de Long Beach, Oakland y el Valle de San Fernando en California, el objetivo era construir un ejército de voluntarios que lo ayuden a ganar la elección primaria en el 2020.

“Estos eventos están diseñados para ayudar a los simpatizantes a que aprendan las habilidades que necesitan para organizarse efectivamente en sus comunidades, ser voluntarios y anfitriones de sus propias actividades electorales”, dio a conocer su campaña.

Voluntarios de Bernie reunidos en San Fernando. (Foto suministrada).

En Los Ángeles se llevaron a cabo dos eventos a los que asistieron 320 de sus seguidores. En Oakland, un evento atrajo a casi 90 personas.

“A lo largo de California, nuestro equipo está creando un movimiento. En total, más de 400 personas se comprometieron como voluntarios para asegurar que el senador Sanders gane las elecciones primarias de California”, revelaron.

Aclararon que en ninguno de esos eventos celebrados ese fin de semana en California, el senador Sanders participó. El visitó Paradise para encontrarse con los residentes que perdieron sus casas en el mortal incendio Camp del año pasado. Llevó a cabo reuniones comunitarias en Chico y San Francisco, y habló con más de 5,000 personas en Sacramento. En total, habló con más de 7,000 californianos en solo dos días.

Carlos Marroquin, líder del grupo Latinos por Bernie, dice que lo interesante de esta campaña, es que muchos jóvenes que en la elección pasada votaron por Hillary, ahora están apoyando a Bernie.

“La meta de los encuentros con voluntarios es conectarlos con la comunidad para que conozcan sus necesidades en temas como el desamparo, la vivienda y el medio ambiente”, comenta.

Dice que además ha sido importante ver las reuniones comunitarias que ha tenido Bernie con líderes hispanos porque se han tratado los temas que les interesa.

“Bernie quiere saber directamente de los problemas, es por eso visitó Skid Row”, agrega.

Algunos de los voluntarios de Bernie en Long Beach. (Foto suministrada).

La visita de Sanders a California se da luego de tres grandes anuncios: Un plan de democracia en el lugar de trabajo, el cual incrementará al doble la membresía sindical; un Plan de Seguridad y Justicia para Todos, para terminar con la pena de muerte, las prisiones con fines lucrativos y los pagos de fianzas solo con dinero en efectivo. Su tercer plan es el Nuevo Acuerdo Ambientalista de 16.7 trillones de dólares, para alcanzar el 100% de energía renovable en la electricidad y el transporte a más tardar en el año 2030 y dejar de usar el carbono completamente para 2050.

Belen Sisa, portavoz de la campaña de Bernie, dice que los voluntarios seguirán reuniéndose con la mira puesta en lograr que sea el candidato nominado demócrata a la presidencia de EEUU.