Trump dice que invitó en secreto a líderes del Talibán y al presidente de Afganistán a Estados Unidos

Y el Presidente es quien revela el secreto en Twitter al anunciar que cancela la reunión
Trump dice que invitó en secreto a líderes del Talibán y al presidente de Afganistán a Estados Unidos
Trump anunció la suspensión de la reunión con líderes talibanes en Twitter.
Foto: EFE

El presidente Donald Trump dijo el sábado que canceló las reuniones secretas con los líderes talibanes y el presidente de Afganistán Ashraf Ghani, que se realizarían el domingo en Camp David y suspendió las negociaciones de paz en curso, después de que los talibanes admitieran la responsabilidad de un reciente ataque en el que murió un soldado estadounidense.

Trump dijo enojado que “para construir una influencia falsa”, los talibanes habían admitido un ataque suicida con coche bomba que había matado a un soldado estadounidense y a otras 11 personas en la capital de Kabul.

En una serie de tuits, Trump dijo que tenía previsto reunirse con líderes talibanes en Camp David este domingo.

Sin embargo, canceló la reunión y suspendió las negociaciones. El negociador estadounidense Zalmay Khalilzad había anunciado un acuerdo de paz “en principio” con los talibanes el lunes.

“Sin que lo supieran casi todos, los principales líderes talibanes y, por separado, el presidente de Afganistán, se reunirían conmigo en secreto en Camp David el domingo. Iban a estar en Estados Unidos esta noche”, tuiteó Trump.

“Desafortunadamente, para construir una influencia falsa, admitieron un ataque en Kabul que mató a uno de nuestros grandes grandes soldados y a otras 11 personas. Inmediatamente cancelé la reunión y suspendí las negociaciones de paz. ¿Qué tipo de gente mataría a tantos con el fin de fortalecer aparentemente su posición de negociación?”

Trump continuó: “¡No lo hicieron, solo lo empeoraron! Si no pueden aceptar un alto el fuego durante estas conversaciones de paz muy importantes, e incluso matarían a 12 personas inocentes, entonces probablemente no tengan el poder de negociar un acuerdo significativo de todos modos. ¿Cuántas décadas más están dispuestos a luchar?”

Un ataque con coche bomba en Kabul el jueves mató al sargento de Primera Clase Elis A. Barreto Ortiz, de 34 años, de Puerto Rico.

Un miembro del servicio rumano también murió en el ataque, al igual que al menos 10 ciudadanos afganos. Fue el segundo ataque talibán en Kabul en menos de una semana. Los talibanes lanzaron delitos militares en tres provincias la semana pasada.

Los talibanes afirmaron que el aumento en los ataques está justificado para darles una posición más fuerte en las negociaciones, informó el viernes Charlie D’Agata de CBS News.

Al menos 16 miembros del ejército de EEUU han muerto en Afganistán este año, según el Departamento de Defensa.

Estados Unidos espera que su acuerdo con los talibanes lleve al grupo militante a la mesa para que comiencen las conversaciones dentro de Afganistán, antes de las elecciones presidenciales del 28 de septiembre, una reunión que el presidente Ghani insistió en que debe celebrarse a tiempo, y no ser modificada después por un gobierno interino.

Un alto funcionario de la administración dijo a The New York Times que la reunión se había planeado para el lunes, solo dos días antes del aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que fueron planeados desde Afganistán y condujeron a la invasión de Estados Unidos al país.

Pocos detalles han surgido de las nueve rondas de conversaciones entre Estados Unidos y los talibanes durante casi un año.

Zalmay Khalilzad, el enviado de Trump a Afganistán, dijo que los primeros 5,000 soldados estadounidenses se retirarían de cinco bases en Afganistán dentro de los primeros 135 días de un acuerdo final. Entre 14,000 y 13,000 tropas están actualmente en el país.