¿Por qué ser dueño de un auto nuevo ahora es más caro que nunca?

EL problema radica en el financiamiento, no en el precio del auto
¿Por qué ser dueño de un auto nuevo ahora es más caro que nunca?
Los vehículos eléctricos son los más baratos de mantener, dice AAA
Foto: shutterstock

El costo promedio por mantener un auto nuevo alcanzó un récord histórico este año, según un estudio de la Asociación Americana del Automóvil (AAA) que fue publicado el día de ayer.

Pero, sorpresivamente el incremento no tiene que ver con el valor de los autos nuevos, dice el “estudio anual de costo de propiedad del automóvil” de AAA, sino con un incremento del 24% en el financiamiento de un auto nuevo este 2019.

El financiamiento incrementa el costo por mantener un auto nuevo o ser un dueño de auto nuevo hasta $9,282 al año o $773.50 al mes, las cifras más altas que AAA ha registrado desde que la Asociación comenzó a rastrear gastos para mantener un vehículo en 1950.

“Los costos financieros representaron más del 40% del aumento total en los costos promedio de propiedad de vehículos”, dijo John Nielsen, director gerente de AAA para Ingeniería y Reparación Automotriz. “AAA descubrió que los cargos financieros aumentaron más en los últimos 12 meses que cualquier gasto importante asociado con la posesión de un vehículo”.

Adicionalmente, el monto promedio por préstamo de auto en la compra de un auto nuevo fue de $32,590 el pasado mes de agosto, reportó USA Today, un incremento del 5.2% con respecto al año pasado, y la tasa de interés promedio fue de 5.8%, igual que el año anterior, pero los plazos promedio de los préstamos pasaron de 68.6 meses a 69.6 meses.

Por si fuera poco, la depreciación de un vehículo – el factor más importante a considerar cuando se habla de costo por mantener un vehículo, según AAA – también incrementó, y la depreciación de valor de un auto es de $3,334 este 2019.

Cómo evitar pagar tanto por ser dueño de auto

Según AAA y otros expertos, una persona puede ahorrar en mantenimiento de auto al escoger un vehículo relativamente fácil de mantener, como un sedán.

También, se ha dado a conocer que los vehículos eléctricos son más fáciles y baratos de mantener que los de gasolina, pero su precio es más caro.

Si bien el financiamiento de un vehículo es el gasto más fuerte, éste puede ser evitado a la hora de pagar un auto de contado.

***

Te puede interesar: