La ‘absoluta’ es de oro: España venció a Argentina y es campeona mundial de baloncesto

El equipo español jugó un partido perfecto y borró a la albiceleste

La selección española celebra al término del partido ante Argentina su campeonato mundial.
La selección española celebra al término del partido ante Argentina su campeonato mundial.
Foto: EFE

España se proclamó por segunda vez en la historia, campeona del mundo de baloncesto en una final en la que siempre dominó al equipo de Argentina y que concluyó con 20 puntos de ventaja y marcador final de 95-75.

Con un gran trabajo colectivo en defensa, la selección española consiguió durante gran parte del partido anular el ataque de los argentinos, incapaces de desplegar su veloz ofensiva que mostraron en otros partidos del torneo.

Trece años después de su triunfo en el Mundial de Japón, se repitió la historia de aquella final. Solo hubo un equipo sobre la duela, lo que tiene mucho mérito al tener enfrente a un rival que metió miedo a todos sus oponentes, tumbó a Serbia y Francia y llegó con Luis Scola y Facundo Campazzo en un estado de forma impresionante.

Los españoles secaron a las dos estrellas rivales, se multiplicaron atrás y atacaron con la confianza de un equipo con más experiencia, en el que se notaba el trabajo previo de Sergio Scariolo y su equipo.

Con esto, España cierra un año redondo de la mano de su entrenador y consigue un triunfo histórico en un Campeonato Mundial que habrá dejado con muchas lecciones a equipos como los Estados Unidos, quedó claro el dominio nortemanericano en el mundo del baloncesto, definitivamente ya no es lo que era.