Ni el bebé Andrés Manuel López Obrador logra cambiar política migratoria en México

Sigue en pie la negativa del gobierno de dar salvoconductos a indocumentados

Andrés Manuel López Obrador.
Andrés Manuel López Obrador.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO.- Después de que una familia de El Congo que parió el 4 de septiembre pasado en Tapachula, Chiapas, llamara a su hijo Andrés Manuel López Obrador vinieron otras sorpresas. El presidente le envió un abrazo “cariñosísimo” hasta el campamento montado afuera de la estación migratoria Siglo XXI donde los padres se encuentran varados. Pero no cambió nada.

Esto significa que la negativa del gobierno de dar “salvoconductos” a los indocumentados sigue en pie. Hasta febrero pasado, cuando un indocumentado pedía asilo o refugio y luego lo rechazaba, el solicitante tenía varios días para abandonar al país por la frontera que quisiera, pero, después de ese tiempo no se da esa opción o se les condiciona a que salgan por el sur.

Esta última medida fue determinada por la directora general de Control y Verificación Migratorio, Ana Laura Martínez, para evitar que los migrantes lleguen a Estados Unidos, un compromiso que México adquirió frente a la presión de Donald Trump de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas si aquí no se frena el flujo de indocumentados.

Así dio el portazo a alrededor de 7,000 haitianos y africanos que invirtieron miles de dólares para llegar a la Unión Americana y  hoy se encuentran varados en territorio chiapaneco, donde han hecho de todo para avanzar.

El guiño de los padres congoleños que llamaron a su hijo Andrés Manuel López Obrador Nskela Miguelita  (según quedó constancia en el Registro Civil No, 3 ante el juez Carlos Antonio López)

fue una estrategia más después de agarrarse a golpes con los policías, tomar la estación migratoria y buscar huecos legales.

“Están desesperados porque el gobierno mexicano en realidad no va a cambiar su política y lo que ofrece no es sincero, no ofrece alternativa reales”, observó Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en Defensa de Naturalizados y Afromexicanos.

“Dice que va a ver caso por caso de manera individual, pero a muchos los ha deportado, incluso con hijos mexicanos, bebés que ya nacieron aquí (hay 400) y a los quienes abre proceso de asilo los deja en condiciones miserables: no los apoya para buscar vivienda digna o empleo. Esto es una simulación”.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, negó que los migranates africanos estén “confinados” y aseguró que no quieren el refugio. “En esencia lo que piden estas personas es que México los deje pasar hasta EEUU sin ninguna condición legal”.

Organizaciones migratorias denuncian que los migrantes recurren al salvoconducto en apego a la ley que sigue vigente mientras no la cambie el congreso. “El que está violando la ley es el gobierno mexicano”, dijo Luis Rey García Villagrán, coordinador el Centro de Dignificación Humana.

Esta organización civil que logró un amparo (recurso legal contra abusos de autoridades) para que a 812 migrantes africanos varados en Tapachula les entreguen un oficio y salgan de México por cualquier frontera y por lo cual, se prevé el avance de este grupo.