¿Qué tratamientos existen para la retinopatía diabética?

La diversidad de tratamientos para la retinopatía diabética es un punto muy positivo

¿Qué tratamientos existen para la retinopatía diabética?
Foto: pixabay

La retinopatía diabética es una afección de la salud ocular derivada de la diabetes. Puede no ser una afección muy conocida, por lo que a continuación informaremos acerca de algunos tratamientos para abordarla según su etapa de desarrollo.

Retinopatía diabética en etapa inicial

Si desarrollas retinopatía no proliferativa leve o moderada, no necesitarás tratamiento de inmediato. Eso sí, el oftalmólogo revisará periódicamente tus ojos para constatar desde qué momento necesitarás tratamiento.

Paralelamente, puedes consultar a tu endocrinólogo para determinar de qué maneras puedes mejorar el control de la diabetes.

Si la retinopatía es leve o moderada, un control adecuado del azúcar ayudará a desacelerar los síntomas.

Retinopatía diabética avanzada

Si tienes retinopatía diabética proliferativa o bien un edema macular, el tratamiento quirúrgico adquirirá un carácter de urgencia e inmediatez. Entre las opciones disponibles están las siguientes:

Fotocoagulación

Conocido también como tratamiento focal con láser, la fotocoagulación puede disminuir o detener la filtración de sangre y líquido hacia el ojo. Durante el procedimiento, las filtraciones de los vasos sanguíneos se tratan con quemaduras láser.

Este tratamiento se realiza en el consultorio del médico o en la clínica oftalmológica en sesión única. Si desarrollaste visión borrosa a raíz del edema, el tratamiento puede no permitirte recuperar la visión en su totalidad.

Fotocoagulación panretiniana

Se le llama también tratamiento disperso con láser, y es capaz de reducir el tamaño de los vasos sanguíneos anormales.

Las áreas de la retina que están distantes de la mácula se tratan con quemaduras dispersas de láser. Y se realiza en el consultorio o en la clínica oftalmológica por dos o más sesiones.

Vitrectomía

En la vitrectomía se hace una pequeña incisión en el ojo para extraer la sangre desde el interior, y también el tejido cicatricial tirante desde la retina. Se emplea anestesia local o general.

Estos tratamientos dirigidos a la retinopatía diabética siempre deben ser consultados con el especialista para determinar su pertinencia respecto al desarrollo de la enfermedad.