“Ambos decidimos iniciar una relación y ahí fue cuando me convertí en un demonio”: Irina Baeva habla de su relación con Gabriel Soto

La actriz rusa se presentó en una conferencia feminista y aclaró que no es una roba maridos
“Ambos decidimos iniciar una relación y ahí fue cuando me convertí en un demonio”: Irina Baeva habla de su relación con Gabriel Soto
Irina Baeva
Foto: Tomada de Instagram / Agencia Reforma

Por primera vez, Irina Baeva habló sobre el escándalo que enfrentó cuando inició su relación sentimental con Gabriel Soto y la guerra de declaraciones que sostuvo con Geraldine Bazán.

Durante una conferencia en el foro feminista “Arriba Eva”, la actriz rusa habló sobre el empoderamiento de la mujer y la manera en que vivió los inicios de su relación con el actor, así como los difíciles momentos que enfrentó a su llegada a México por culpa de los prejuicios de la sociedad.

En dicho foro, la bailarina se catalogó como una mujer fuerte, inteligente y que siempre ha buscado ser reconocida como igual.

“Normalmente las mujeres que somos fuertes, las mujeres que luchamos por nuestros derechos y que buscamos la igualdad y la equidad, normalmente somos rechazadas y nos convertimos en un diablo, para muchos”

Haciendo referencia a lo sucedido específicamente en su relación con Soto, dijo: “A mí me pasó algo en mi vida privada y me convirtió en el peor de los demonios”.

La rusa pidió a las mujeres que se levanten y reconozcan lo que valen, y enfatizó la manera en que fue juzgada por no haber hecho nada malo.

“Les platico, yo me enamoré de un hombre separado, quien con honestidad me dijo que lo único que lo unía con su esposa, con su ex esposa, era un papel, por eso ambos, OJO, ambos decidimos iniciar una relación y ahí fue cuando me convertí en un demonio. Pero qué pasó con él, él siguió siendo el mismo hombre, nadie le decía nada y prácticamente no hubo consecuencias para él en el trabajo” expresó.

La conferencia continuó: “En cuanto a mí, yo me convertí en una fácil, en una puta, en una roba maridos, en una rompe hogares, etcétera, etcétera, etcétera, y hubo consecuencias graves para mí personales y profesionales, las personas en redes sociales me insultaban tanto que tuve que bloquear mis comentarios en Instagram porque esos “haters”, todas esas personas que dejaban por ahí su comentario lleno de odio y todos esos insultos lo que provocaban era algo grave, yo estaba empezando a dudar de quién era yo en realidad”.

La actriz habló de sus inicios y de cómo fue catalogada como tonta por ser rubia y salir en las telenovelas, además de conseguir papeles porque seguramente se acostaba con productores. También aceptó que cuando recién llegó a México trabajó como modelo, pero recibió numerosos ataques sin que en realidad la conocieran.

Pidió a las mujeres dejar atrás los prejuicios: “Seamos más feministas y no el que es antónimo del machismo o querer ser más que los hombres, no, el verdadero feminismo es gozar del hecho de ser mujer con todas sus ventajas, pero siempre exigiendo el trato de igualdad en todos los aspectos de la vida”.

Para concluir con el tema, dijo: “Sí soy rusa, ahí nací, pero eso no me hace fría, sí soy rubia, pero eso para nada limita mis capacidades intelectuales, sí soy actriz y salgo en las telenovelas, pero eso no quiere decir que me acueste con productores para conseguir papeles, sí en mis inicios trabajé de modelo, pero eso ni remotamente se le acerca a ser una “Scort” o una prostituta, sí me enamoré de un hombre maravilloso que me ama y empecé una relación con él, pero eso no me hace ser una rompe hogares ni una desalmada”.