Corte propina golpe a Trump sobre regla de “carga pública” para condicionar visas

Activistas destacan el triunfo en su lucha por detener la política del DHS
Corte propina golpe a Trump sobre regla de “carga pública” para condicionar visas
La regla de "carga pública" impactaría a miles de familias.
Foto: John Moore/Getty Images

Un tribunal federal del Distrito de Baltimore propinó el primer revés a las intenciones del gobierno del presidente Donald Trump por detener una demanda en contra de la regla de “carga pública”.

El recursos se enfoca a la determinación del Departamento de Estado para aplicar la regla del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sobre la inadmisibilidad de un extranjero al considerarlo “potencialmente” una “carga pública”.

“Este dictamen memorándum se refiere a un desafío a las enmiendas recientes al Manual de Asuntos Exteriores del Departamento de Estado (el ‘FAM’ o ‘Manual’)”, indica la opinión de la jueza Ellen Lipton Hollander. “Entre otras cosas, la FAM establece los criterios que los funcionarios consulares deben considerar para determinar si un solicitante de visa es probable que sea una ‘carga pública’, una persona dependiente del gobierno para subsistir, si es admitido en los Estados Unidos”.

El alcalde y el Ayuntamiento de Baltimore presentaron una demanda contra el presidente Trump y su capacidad como mandatario de los Estados Unidos para hacer estas determinaciones, así como en contra del secretario de Estado, Mike Pompeo. La Administración federal intentó que el proceso fuera desestimado, pero la jueza falló en su contra.

El cambio de política de la Administración Trump, según la demanda, acusa discriminación por etnicidad o raza para que extranjeros obtengan una visa y otorga discrecionalidad absoluta a los funcionarios para hacer más fácil negar visas y disuade a los inmigrantes de acceder a servicios esenciales.

“El Tribunal concluyó que la Ciudad alegaba plausiblemente que la política antiinmigrante estaba inspirada en el ánimo racial del presidente Trump, afirmando que los daños que la Ciudad alega de la política son ‘bastante rastreables para el Presidente'”, destacó la organización Forward Democracy.

La opinión de la jueza Lipton Hollander concluyó que varios comentarios hechos por el presidente Trump podrían “constituir plausiblemente prejuicio”, como aquel hecho sobre “personas de países de mierda” que vienen a los Estados Unidos.

“Ha estado claro todo el tiempo que el racismo del presidente Trump proporciona la base para las políticas antiinmigrantes de su administración”, dijo la directora ejecutiva de Democracy Forward, Anne Harkavy. “Esta es una decisión alentadora, pero hay más trabajo por hacer y seguiremos de pie con la Ciudad de Baltimore para proteger a los inmigrantes y sus familias”.

La medida permite que continúe la demanda, pero no bloquea la regla en sí, aunque el triunfo fue destacado ppor los activistas y el alcalde de la ciudad.

“Baltimore es una ciudad que da la bienvenida a los inmigrantes, como lo ha hecho desde su fundación”, dijo el alcalde de Baltimore, Bernard “Jack” Young.

La demanda de Baltimore está respaldado por una coalición de 19 estados, 17 ciudades y condados, 10 organizaciones de derechos civiles y cinco defensores de inmigrantes de Maryland que presentaron cuatro escritos como “acompañantes” en apoyo de la demanda.

La regla de “carga pública” entrará en vigor el 15 de octubre y será implementada para otorgar cualquier tipo de visa, incluso Residencia Permanente.