El mejor ejercicio para tu cuerpo y mente

Es importante realizar ejercicio para mantener el cerebro activo y gozar de buena salud
El mejor ejercicio para tu cuerpo y mente
Foto: Shutterstock

La recomendación de los doctores para tener una buena salud y un corazón fuerte es realizar al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada por semana.

Si bien el ejercicio es bueno para tener un óptimo estado de forma, también ayuda a mejorar nuestro estado cognitivo. Estudios recientes sugieren que las actividades que realizamos para mejorar nuestros cuerpos también benefician al cerebro.

“Sabemos que el ejercicio físico, y el ejercicio aeróbico en particular, es muy beneficioso para mantener la salud del cerebro, incluso en personas que están en riesgo de desarrollar demencia y enfermedad de Alzheimer”, dice Aaron Bonner-Jackson, PhD, un neuropsicólogo con Centro Lou Ruvo de Cleveland Clinic.

Hacer ejercicio puede suponer una gran diferencia en términos de cómo funciona el cuerpo y, como resultado, cómo funciona el cerebro, según informa la clínica en su página web.

En un estudio reciente, 454 adultos se sometieron a exámenes físicos anuales y pruebas cognitivas durante 20 años y acordaron donar sus cerebros para investigación cuando murieran. Los participantes recibieron acelerómetros, que rastrearon el movimiento y actividad física durante todo el día.

Los que se movieron más obtuvieron mejores puntajes en las pruebas de memoria y pensamiento,  con 31% de menor riesgo de padecer de demencia, informaron los investigadores. Además, según el estudio, la asociación entre la actividad física y la función cognitiva se mantuvo constante incluso en participantes que tenían demencia.

En otro estudio reciente, se asignó a 160 personas mayores sedentarias con deterioro cognitivo leve a participar en ejercicio aeróbico (tres veces a la semana durante 45 minutos por sesión) y a comer una dieta saludable para el corazón para evitar la hipertensión.

Durante el estudio, en un periodo de seis meses, aquellos que siguieron solo la dieta no mejoraron en las evaluaciones de la función ejecutiva (responsables de tareas como planificación, resolución de problemas y multitarea), mientras que el grupo que hizo la dieta y realizó ejercicio mostraron mejoras en el pensamiento y la memoria.

La actividad física beneficia al cerebro de varias maneras, ya que promueve una buena salud cardiovascular. Mejora el flujo sanguíneo al cerebro. Reducción de la inflamación.
También disminuye los niveles de hormonas del estrés, que son todos factores que afectan negativamente la cognición, explica el Dr. Bonner-Jackson.

Pero no solo de ejercicio vive nuestro corazón y cerebro, se ha demostrado que mantener una vida social sólida y mantenerse social e intelectualmente comprometido con los demás refuerza la función cerebral. Al comunicarse con los demás, desafía a su mente a interpretar señales verbales y visuales y responder a ellas en consecuencia. La interacción social también puede mejorar el estado de ánimo y, potencialmente, evitar la depresión.

“Alentamos a las personas a que no se aíslen demasiado socialmente o se retiren demasiado porque eso puede tener efectos perjudiciales sobre el estado de ánimo y la cognición”, aconseja el Dr. Bonner-Jackson. “En general, su cuerpo y su mente están conectados, por lo que si se mantiene física, mental y socialmente activo y trata a su cuerpo correctamente, se nota la diferencia”.

No importa qué ejercicio realices, lo importante es que hagas alguna actividad física acorde con tus posibilidades y estilo de vida. Te ayudará por dentro y por fuera.