Sara Sosa rompe el silencio tras la muerte de José José

Sarita dijo entre lágrimas que vio al cantante en sus últimos momentos y agradeció el apoyo del público
Sara Sosa rompe el silencio tras la muerte de José José
José José, Sarita Sosa y José Sosa
Foto: Mezcalent

La hija menor de José José habló por primera vez con los medios de comunicación tras el fallecimiento del cantante en un hospital en Miami, Florida. Sara Sosa, conocida como Sarita, dijo entre lágrimas que lo vio en sus últimos momentos y agradeció el apoyo del público.

En una breve entrevista telefónica concedida al programa “Al rojo vivo” de la cadena Telemundo, dijo: “Gracias a Dios tuve la oportunidad de estar en sus últimos momentos. Le doy gracias al público por todo su apoyo. Él dio todo por sus fans y les agradezco tanto por su apoyo. Y que viva “El Príncipe [de la canción]” por siempre”.

Les agradezco de verdad desde el fondo de mi corazón. Sepan que su legado vivirá para siempre y ya está en paz” dijo llorando la hija menor del cantante y contó que “murió dormidito” y, en su opinión, esa fue la mejor manera de morir.

La entrevista duró menos de cinco minutos y en ella habló de las últimas palabras del intérprete. Según Sara Sosa, el cantante mexicano le hizo prometer a su hija que siguiera sus pasos e hiciera una carrera como cantante. Antes de terminar la llamada agradeció una vez más al público del “Príncipe de la Canción” porque “lo han hecho muy feliz”.

El fallecimiento del cantante se dio a conocer este sábado después del mediodía. Murió luego de una larga batalla contra el cáncer de páncreas que le detectaron hace años. A través de un comunicado en 2017 dio a conocer su padecimiento, el cual le provocó la pérdida de peso que lo caracterizó en sus últimos años.

Sara Sosa Salazar protagonizó un enfrentamiento con sus hermanos Marysol Sosa y José Joel, hijos del segundo matrimonio del originario de la Ciudad de México con la actriz Anel Noreña. En su último momento, el estado de salud de José José fue delicado y Sarita lo trasladó sin consentimiento de toda la familia.