¿Qué es el “car punching” y en qué beneficia a los concesionarios?

"Car Punching": el truco para alcanzar las metas en venta de autos
¿Qué es el “car punching” y en qué beneficia a los concesionarios?
Puede que beneficie al comprador, pero ayuda a fomentar la trampa
Foto: Newspress

Las marcas más grandes de los Estados Unidos luchan cada año por llevarse el título de fabricante con más ventas, para hacer crecer su reputación y ver más de sus autos en las carreteras. Pero el precio por ser el número uno puede salir muy caro, especialmente cuando se llevan a cabo prácticas sucias como el “car punching” (golpeo de auto).

“Car punching” no significa que alguien fue golpeado en un automóvil o el nuevo reto de las redes sociales, tampoco con un acto de vandalismo; al contrario, es una práctica que los fabricantes y concesionarios de autos utilizan para reflejar más ventas en sus reportes nacionales. Tiene que ver con un truco que realizan para lograr llegar a sus metas y no quedarse cortos.

¿Cómo funciona y por qué lo hacen?

Los fabricantes de autos ofrecen incentivos (bonos) a concesionarios por “vender” autos a crédito, lo cual significa que no han sido comprados del todo y que todavía le pertenecen al concesionario hasta que el préstamo se termine de pagar. El financiamiento de un vehículo puede tomar hasta más de tres años.

Sin embargo, antes de que se cumpla un año del préstamo, los concesionarios venden los autos como usados a un precio mucho más bajo para elevar así sus ventas.

Si bien la práctica beneficia al consumidor, demuestra una falta de ética por parte del fabricante, especialmente cuando hay tantas opciones en el mercado.

El “Car Punching” es entonces aplicado por dos motivos: el primero, para contrarrestar la presión que tienen los concesionarios por alcanzar las metas de ventas mensuales y el segundo, para ofrecer al cliente jugosas ofertas durante ciertas temporadas del año como Labor Day y Navidad.

Sin embargo, esta práctica está afectando a los concesionarios, con metas de ventas ridículas, y a los consumidores, que siempre están en busca de tener el mejor precio posible.

Además, ya es bien sabido que a finales de mes y finales de año es cuando más sucede el “Car Punching”, lo cual hace que los compradores esperan a esas fechas para adquirir un auto.

***

Te puede interesar: