Cierran pasos en la frontera con México ante protestas de inmigrantes

La Patrulla Fronteriza indicó cuáles son los cruces alternativos para quienes cruzan a diario la frontera
Cierran pasos en la frontera con México ante protestas de inmigrantes
Estos son los inmigrantes que esperan en México y bloquearon un puente fronterizo en Texas.
Foto: Cortesía Rochelle Garza/Twitter @RochelleMGarza

WASHINGTON – Las autoridades fronterizas cerraron hoy los pasos de Brownsville, en la frontera de Texas con México, después de que cientos de inmigrantes indocumentados se concentrasen en la parte mexicana en señal de protesta y ante la posibilidad de que intentasen cruzarlo.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), informó de que entre 250 y 300 migrantes indocumentados se concentraron hacia las 1.30 de la madrugada en los puentes internacionales de Gateway y de Brownsville- Matamoros, por lo que decidieron su cierre.

El tránsito en el puente Brownsville-Matamoros se reanudó unas dos horas más tarde, según CBP, y el Gateway seguía clausurado pasado el mediodía.

Esta imagen es una de las que permite ver cómo ocurrió la ocupación de los pasos fronterizos de Texas por inmigrantes que esperan ser atendidos por las autoridades de Estados Unidos y quiénes son los inmigrantes que ocuparon los pasos fronterizos:

Las autoridades informaron asimismo que los inmigrantes amparados por protocolos de protección que tenían citas con los tribunales programadas para hoy deberán concurrir en otras fechas.

La CBP añadió que las personas que necesiten ingresar a Estados Unidos para sus labores diarias pueden usar el puente Free Trade en Los Indios, el Puente Internacional Veterans en Brownsville o el Puente Internacional Brownsville-Matamoros.

El representante demócrata de Texas, Filemón Vela, vinculó la protesta de los inmigrantes a “la política ilegal e inhumana” del presidente Donald Trump, que ha forzado a decenas de miles de personas que buscan asilo en Estados Unidos a esperar en México la conclusión de sus trámites.

“Los hechos de hoy son el resultado predecible de esta política”, añadió Vela en una declaración. “El forzar a los solicitantes de asilo a que vivan en miserables campos de refugiados solo ha empeorado una situación ya mala y ahora tiene un impacto negativo en el flujo de comercio y viajes en la frontera”.

Según Vela, el gobierno de Trump “debería cambiar esta política inmediatamente, permitiendo a estos individuos el ejercio de sus derechos a proceso debido, y permitiéndoles que permanezcan en EE.UU. mientras se adjudican sus solicitudes, tal como lo dictan nuestras leyes”.