¿Cómo calcular la distancia de seguridad para evitar accidentes?

Cumplir con la distancia de seguridad entre un auto y otro evitará graves accidentes

¿Cómo calcular la distancia de seguridad para evitar accidentes?
Foto: Archivo / Shutterstock

Conducir un auto tiene sus implicaciones; y entre las principales precauciones a tomar está la distancia prudencial entre un auto y otro, que son decisivas para impedir accidentes de tránsito a causa de frenazos inesperados.

Mantener esta distancia entre tu auto y el posterior hasta ahora no tiene un cálculo exacto, o una cifra que te ayude a aplicarlo con entera precisión. Sin embargo, existen algunos consejos útiles que pueden ayudarte a deducirlo, y así contribuir a reducir la cantidad de accidentes automovilísticos, que pueden ir de choques leves a pérdidas de vidas en ellos.

Ahora, ¿cómo puedes calcular esta distancia? Primero debes saber que puede variar según las condiciones climáticas y el tipo de carretera en el que conduzcas. Dicho esto, puedes aplicar esta ecuación y así lograrlo:

accidente auto
Foto: Shutterstock

Distancia-tiempo de reacción: es la que recorre el auto desde que detectas un obstáculo hasta que decides frenar. Puede ser de 0,75 a 1 segundo (en condiciones óptimas).

Distancia-tiempo de frenado: es la que recorre el auto desde que pisas el freno, hasta que este se detiene. Para que sea en el menor tiempo posible, el auto debe estar en perfectas condiciones.

Sumarás ambos factores y el resultado será la distancia que deberías mantener entre el auto posterior y el tuyo, para así evitar un choque que produzca graves consecuencias.

Hay que tener muy claro que mantener la distancia de seguridad correcta permitirá detener el auto por completo, sin afectar al resto. Pensarás que es imposible mantener un rango exacto de distancia, por el tráfico, porque la carretera esté húmeda, y demás variaciones. Pero lo importante es no olvidarlo y aplicarlo siempre para que luego sea una costumbre.

Costumbre que evitará afecciones tanto para ti y tu auto, como para el otro que vaya adelante. Dicho esto, no pierdas de vista tus responsabilidades en la carretera, y asegúrate de llegar sano y salvo a tu destino.