Robos en México dejan a enfermos de cáncer sin medicamentos y a niños sin vacunas

Las instituciones públicas acumulan un enorme desabastecimiento, revela nuevo informe
Robos en México dejan a enfermos de cáncer sin medicamentos y a niños sin vacunas
Foto: shutterstock

MEXICO.- Mauricio Antonio quiso saltar la barda para recoger un balón. Jaló la pierna de un lado al otro y se clavó una varilla oxidada. La enfermera de la preparatoria fue contundente: debe aplicarse la vacuna contra el tétanos; la realidad, otra: no hubo ninguna clínica del seguro social en la capital mexicana que la tuviera.

Los hospitales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ––en las que se atienden los burócratas y los más pobres del país–– concentran actualmente el mayor número de casos de desabasto de medicamentos.

De acuerdo con el informe sobre el tema titulado “No huachicol a medicinas”, lanzado  por el colectivo Nosotrxs y Fundar Centro de Análisis e Investigación, entre otros, ambas instituciones públicas acumulan 73.79% de los casos de desabasto por  un razón muy simple: se los roban.

Como ocurría con el hurto de combustible ––conocido popularmente como huchicoleo–– en el robo de medicamentos interviene gente que está dentro de los hospitales, médicos, jefes de áreas, enfermeras en complicidad con vendedores externos que los ofertan en un mercado negro del que se sabe de boca en boca. Una mafia, pues.

“Otras causas son fallas en la cadena de abasto y las nuevas reglas en la compra del medicamento así como las modificaciones de los tiempos de entrega”, observó Luis Fernández, director de Nosotrxs por la Democracia.

El gobierno federal modificó las condiciones de adquisición del medicamento para evitar la corrupción en la compra-venta de las grandes cadenas, sin embargo, aún continúa la falta de investigación para castigar a quienes cometen los robos hormiga en el día a día de los hospitales, incluso con medicamentos para pacientes con cáncer y otras enfermedades mortales.

En mayo pasado el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez, hizo público el robo por unos 300 millones de pesos en medicamento a la farmacia de la Clínica 16 en Coahuila y se separó de su cargo a los presuntos responsables, pero, ante la falta de investigación de la procuraduría, los involucrados ya regresaron a trabajar al mismo lugar, según denunció el secretario del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social Sección XII, Sergio García.

La investigación “No huachicol a medicinas” presentó 2,300 historias de desabasto de medicinas con información de pacientes que no obtuvieron o se les negó su medicamento en más de una ocasión durante 2019.

La madre del adolescente Mauricio Antonio, quien se reserva su nombre para evitar problemas en su trabajo con el gobierno, cuenta a este diario que recorrió ocho clínicas y hospitales en las colonias del Valle y sus alrededores y ninguno la tenía. En la última suplicó a una trabajadora social: “Se le va a caer la pierna a mi hijo si le da tétanos por falta de la vacuna”.

La mujer la envió con el médico responsable del turno y este tomó el teléfono, hizo un par de llamadas y reconoció: “No la tenemos, pero tal vez en alguna clínica del gobierno de la CDMX”.

Después de buscarle en tres zonas por fin encontró una. La última vacuna.

Estados con mayor robo

Michoacán, Sonora, Puebla, Tamaulipas, Guerrero, Jalisco, Chihuahua, Veracruz, Estado de México y Ciudad de México.