Tarjeta Roja: El peor ridículo en la historia de la Liga MX

Veracruz y Tigres escribieron el capítulo más penoso de una liga que tiene muchos
Tarjeta Roja: El peor ridículo en la historia de la Liga MX
Los Tiburones Rojos del Veracruz están pasando por sus momentos más oscuros.
Foto: Imago7

Lo que ha ocurrido con el Veracruz -una vez más- ha llevado a la Liga MX, la Federación Mexicana de Fútbol y el balompié mexicano en general al absoluto ridículo, esta vez, probablemente el peor de toda su historia.

Primero: Veracruz decidió hacer una protesta completamente desorganizada, sin comunicárselo a los demás, nadie sabía que iba a pasar, a nadie le comunicaron de cuánto tiempo iba a ser la protesta y acabó siendo un caos absurdo, de pena ajena.

Segundo: Lo que hizo Tigres fue verdaderamente indigno; aprovechar cualquier ventaja en el deporte ya e por sí es poco honorable, pero anotar de esta forma… ¡y dos goles! cortó de tajo tanto tiempo lleva trabajando la institución para tener buena imagen a nivel nacional… ayer se acabó. Gignac, al menos para mí, se cayó del pedestal en un solo segundo.

Tercero: El ‘Tuca’ Ferreti, alguien que ha vivido con todos los privilegios que permite México, que son bastantes, sacó el cobre como nunca: permitir esta situación es en gran parte su responsabilidad, no solidarizarte con un equipo que no cobra en meses mientras te subes a tu Ferrari, es muy fácil. Shame on you, Tuca.

Cuarto: La Federación ha quedado como un organismo inoperante y Enrique Bonilla como un presidente incompetente, no hay más. La situación llegó demasiado lejos debido a ellos… igual que el grito de ‘puto’, igual que en el caso Cruz Azul… tres de los casos más turbios y tontos en la historia del fútbol mundial y que son incapaces de resolver o siquiera, intentarlo.

Quinto: Vale la pena decir que la Liga MX SE BUSCÓ este problema y ahora está pagando las consecuencias, al inventarse la ley de pagar por mantener la categoría en Primera División y permitirle la permanencia a un equipo que todos sabíamos que era turbio y sobre todo, insolvente… este era un choque de trenes que TODOS vimos venir, claro, menos la FEMEXFUT.

Y no olvidar el nefasto personaje que es el presidente del Veracruz, Fidel Kuri que tiene un club de gran tradicion en México sumergido en la oscuridad de todo tipo: dobles contratos, adeudos, condiciones inhumanas. Solo eso.

Algo que sí me parece notable es la percepción de la afición del puerto que realmente estaba molesta por la actitud de su equipo y no tanto por el proceder de los Tigres, es algo profundo… ellos son los que pagan los boletos, ellos son los más afectados, y al final, de ellos es la opinión más importante .