Republicanos interrumpen la investigación del juicio político a Trump

Asaltaron la sala de un comité del juicio político y la ocuparon para interrumpir la declaración de una testigo

Un grupo de republicanos violó varias reglas para interrumpir la investigación.
Un grupo de republicanos violó varias reglas para interrumpir la investigación.
Foto: EFE/MICHAEL REYNOLDS

En los últimos intentos de hacer un circo y restar importancia a las investigaciones para un juicio político a Trump que se realizan en el Congreso, varios legisladores republicanos forzaron la entrada en una habitación segura en el sótano del Capitolio, interrumpieron una deposición a puerta cerrada y violaron las reglas de la Cámara al ingresar con sus teléfonos en un área segura.

El representante Matt Gaetz (R-Fla.), cuyo jefe de gabinete envió un correo electrónico a las oficinas de los legisladores republicanos la semana pasada acerca de ingresar a la sala vigilada del comité, condujo al grupo de aproximadamente 30 legisladores al área segura del Comité de Inteligencia. Y debido a que los republicanos, que no son miembros del comité, trajeron teléfonos y otros dispositivos electrónicos al Centro de Información Compartida Sensible (SCIF), los demócratas dijeron que la sala ahora tendría que ser “desinfectada”.

“No solo trajeron sus teléfonos no autorizados, pueden haber traído a los rusos y los chinos”, dijo el representante Eric Swalwell (D-Calif.), miembro del Comité de Inteligencia.

Swalwell agregó que algunos republicanos sostuvieron sus teléfonos incluso después de que el Sargento de Armas les pidiera que los retiraran del área. El representante Mark Meadows (republicano por Carolina del Norte) informó más tarde que personalmente recolectó teléfonos de los republicanos y los sacó del SCIF. Y algunos incluso tuitearon desde ese lugar restringido.

La tormenta en la sala del comité se produjo cuando el Comité de Inteligencia debía entrevistar a Laura Cooper, una empleada del Pentágono que supervisaba los problemas de Ucrania. Cooper estaba en la habitación cuando los republicanos entraron por la puerta sin autorización y el personal del comité la trasladó a otra área.

La entrevista con Cooper sólo pudo comenzar aproximadamente cinco horas más tarde, luego de un control de seguridad realizado por funcionarios del Capitolio.

Interrumpir la investigación y atemorizar a testigos

Los republicanos se han quejado durante semanas de que el comité no permite que quienes no sean miembros del mismo participen en los procedimientos o revisen las transcripciones, y dicen que debe haber transparencia en todo el proceso.

Los demócratas argumentan que, mientras investigan los esfuerzos de Trump para lograr que el presidente ucraniano investigue al ex vicepresidente Joe Biden, es imperativo que los testigos no tengan la capacidad de coordinar historias. También dicen que el testimonio eventualmente se hará público, y también habrá procedimientos públicos.

Y es una regla de que en estas deposiciones a puerta cerrada de Comités del Congreso sólo participen los miembros del Comité en cuestión.

Cuando no bastó la prohibición de la Administración a sus funcionarios sobre participar en la investigación del juicio político, y continuaron las declaraciones de testigos de la Administración sobre Trump y su relación con Ucrania, que implica la intervención de un gobierno extranjero en Estados Unidos, los republicanos se han obsesionado con el proceso que siguen los demócratas, diciendo que es demasiado reservado e injusto para el presidente.

La arremetida a las puertas del “Área restringida” del SCIF, traer sus teléfonos, ocupar la sala del comité durante horas, e incluso pedir pizza estando allí, son todas maniobras para interrumpir la investigación del juicio político.

Gaetz, quien lidera los esfuerzos, ya fue expulsado de la sala del comité cuando intentó un truco similar hace unas semanas. Ahora está reclutando a más y más republicanos para unirse a su defensa del presidente.

Pero los demócratas ven esas críticas y agresiones como un problema mucho mayor.

Por un lado, creen que los republicanos que se hicieron cargo de la sala del comité el miércoles tratan de intimidar a Cooper y otros testigos. También piensan que los republicanos tratan de retrasar la investigación.

“Las tácticas son un esfuerzo por retrasar lo inevitable”, dijo Swalwell. “Son una respuesta al testimonio dañino y pulverizador de ayer de un valiente embajador en Bill Taylor”.