La terapia, una salida para mejorar la salud mental después del nacimiento de un hijo

El fantasma de la depresión posparto puede llegar en cualquier momento y no importa que tan segura se sienta una mujer.

Paulina López (d) y su hermana Bricia López son las creadoras del podcast Súper Mamás. (Suministrada)

Paulina López (d) y su hermana Bricia López son las creadoras del podcast Súper Mamás. (Suministrada)  Crédito: Suministrada.

Segunda parte

En el 2016 Paulina López se sentía en el mejor momento de su vida personal y profesional; un matrimonio estable, dos hijas y la creación de su podcast Súper Mamás después de haber experimentado la depresión posparto con su primera hija.

El restaurante La Guelaguetza, del cual es socia, funcionaba de maravilla y su vida social era espectacular.

Sin embargo, a finales de ese mismo año recibió la noticia que estaba embarazada por tercera vez y quedó en shock.

“Pensé, no puedo, no tengo tiempo. Tengo muchas cosas que hacer”, recordó la empresaria.

Tras digerir la noticia, ella y su esposo Ramiro Velázquez aceptaron complacidos la llegada de su tercera bebé.

Paulina, de origen oaxaqueño, se sentía “invencible”. Se sentía tan bien de su bienestar físico, emocional y mental que no solo decidió seguir trabajando hasta los últimos días del embarazo, pero también decidió pintarse el cabello de morado; incluso, en una ocasión se inscribió a un evento para caminar sobre el fuego y realizó un sin fin de actividades.

El parto de su tercera bebé, al igual que la segunda, fue muy rápido. Este inclusive fue mejor porque la bebé, Zixta, nació en su casa acompañada de una doula—una mujer que ofrece apoyo emocional y moral a las embarazadas—y una partera.

“Fue muy rápido, en el cuarto con velas. Fue el mismo dolor que experimenté en mi primer parto, pero en esta ocasión con más calma”, contó Paulina.

Paulina López  enfrentó la depresión posparto dos veces. (Suminsitrada)

Regresa su verdugo

La felicidad de Paulina por su tercer bebé fue indescriptible, asegura, pero muy corta ya que a los dos días del nacimiento de su tercera hija se enfrentó a lo que jamás imaginó regresaría de nuevo, la depresión posparto.

“Me paré de mi cama y, es difícil de explicar, pero yo sentí cómo me salí de mí misma. El brillo de mis ojos desapareció”, contó Paulina. “Otra vez no quería salir, no quería hacer nada y fue mucho más difícil porque como yo ya me sentía muy segura de mí [emocionalmente], pero de repente volví a caer. En ese momento no supe que hacer. Yo ya había dejado de ir a terapias porque pensé que ya estaba bien”.

Una vez más, la tristeza comenzaba a apoderarse de ella durante gran parte del tiempo y en cualquier momento. Recuerda que un día mientras manejaba su auto con su bebé en el asiento trasero, en una luz roja y sin saber cómo sucedió, de repente tuvo un pensamiento suicida.

“Yo pensé, ‘y si aceleró y me muero, ¿alguien se importará por mí?’, se cuestionó aseverando que esta depresión posparto era peor ya que venía acompañada de ansiedad, pesadillas y pensamientos fatalistas.

Fue en ese momento que recordó que tenía la tarjeta de una representante de Maternal Mental Health Now, una organización que aboga por la prevención, detección y tratamiento de la depresión prenatal y posparto en mujeres del condado de Los Ángeles. Afortunadamente la representante había estado en entrevista recientemente para el podcast Súper Mamás con Paulina y hablar con ella no fue muy difícil.

“Le llamé y me dijo que me fuera a verla en ese momento. Llegué con ella y lloré tanto”, dijo Paulina. “Ella me dijo, ‘Yo te voy a ayudar’. Se convirtió en un reemplazo de mi terapista”.

Se estima que en Los Ángeles cada año alrededor de 130.000 mujeres dan a luz de las cuales el 20% aproximadamente sufren algún tipo de depresión, según el departamento de salud pública del condado de Los Ángeles.

También se ha encontrado que el nivel socioeconómico tiene que ver bastante en el padecimiento de la enfermedad, ya que los niveles de depresión aumentan en mujeres de bajos recursos, pero de acuerdo a estudios, solo una mujer de cada cuatro personas que padece esta enfermedad es tratada.

Pese a que se desconoce la razón exacta por la cual una mujer enfrenta depresión posparto, algunos detonantes incluyen la depresión previa, ansiedad, trastorno bipolar u otra enfermedad mental en la familia. También la depresión posparto se puede dar en mujeres después de embarazos previos o perdida de embarazo previos o actuales.

El desánimo, la tristeza y el abatimiento o la melancolía durante el embarazo son algunos de los indicadores más significativo de una depresión posparto.

Expertos recomiendan que las mujeres que sientan cambios y/o puedan tener tendencias fuera de lo normal busquen ayuda.

Paulina reconoce que fue la ayuda que recibió por parte de Maternal Mental Health Now lo que le ha ayudado a salir adelante. Pero sobre todo siente que su experiencia ha ayudado a que su familia aceptara que tomar terapia es algo bueno.

“Ahora todos tomamos terapia. Mis padres ya lo entienden más y me apoyan”, dijo la exitosa empresaria. “Por mi parte tomo mi terapia, voy a la iglesia, leo la biblia, medito y hablo con Dios.

Paulina reconoce que es vital que cualquier persona que no se sienta bien busque ayuda ya que el estrés, vivir solos en este país, o la rapidez del día a día pueden ser detonantes para la salud.

“Hay gente que se levanta todos los días con la luz a medias y eso no está bien. Necesitan cuidarse porque si no lo hacen no pueden ayudar a otras personas”, recalcó Paulina.

Para encontrar terapistas asequibles visite: https://sccc-la.org/get-help/

Depresión posparto, un tema del que toda mujer debe hablar 

En esta nota

depresion Depresión posparto

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain