Joven revendía donas de Krispy Kreme para pagar la universidad, y la empresa intentó detenerlo

El joven estudiante revendía las donas al doble de su precio original

Joven revendía donas de Krispy Kreme para pagar la universidad, y la empresa intentó detenerlo
El joven revendía las donas para pagar su universidad.
Foto: SAUL LOEB / AFP via Getty Images
Regreso a Clases

Jayson González, un joven de 21 años de Minnesota, puso su espíritu emprendedor en práctica usando las donas de Krispy Kreme. Y es que regularmente González conducía 270 millas a una tienda de la famosa cadena de donas ubicada en Clive, Iowa, para comprar 100 cajas con 12 donas cada una. Después, se las llevaba en su automóvil hasta Minnesota –donde no hay ninguna tienda Krispy Kreme desde hace 11 años– y las vendía al mejor postor.

Esto lo hacía González con el fin de conseguir dinero para pagar su universidad.

Los clientes llegan a pagar entre $17 y $20 dólares por caja, aunque cada una le cuesta al joven sólo entre $8 y $12 dólares.

Un periódico local publicó la historia del joven emprendedor y fue entonces cuando la empresa Krispy Kreme se dio cuenta de la situación y decidieron, en un primer momento, ponerle un alto.

Por eso, Krispy Kreme decidió pedirle al joven que desistiera de seguir revendiendo sus donas, solicitud a la que el joven hizo caso.

Sin embargo, lo que parecía ser un final triste porque el joven ya no podría conseguir más dinero para su universidad, tomó un giro positivo cuando Krispy Kreme decidió apoyar a González. Cabe señalar que esto lo hicieron después de que varias personas comenzaran a quejarse en redes sociales con la empresa e incluso promovieran boicotear las tiendas en apoyo a González.

Por lo anterior, Krispy Kreme lanzó un comunicado donde explicó que en un principio le pidió a González que dejara de vender donas porque estaba preocupado de la calidad y las condiciones en la que revendía el alimento. Pero, al final, la empresa decidió trabajar con el joven teniéndolo como operador independiente y hasta le donó 500 cajas con una docena de donas cada una para que pudiera seguir estudiando la universidad sin endeudarse.

–También te puede interesar: 4 inmigrantes hispanos que se hicieron millonarios