Juan José Gutiérrez: “El pueblo respondió contra la prop.187 como nunca antes”

Juan José Gutiérrez: “El pueblo respondió contra la prop.187 como nunca antes”
Juan José Gutiérrez habla ante un grupo de líderes comunitarios sobre la próxima marcha del 1 de mayo, en las calles del centro de Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Para la megamarcha del 16 de octubre de 1994 contra la Proposición 187, el pueblo trabajador inmigrante respondió como nunca antes lo había hecho, dice Juan José Gutiérrez, director de la organización One Stop Immigration quien junto con Fabián Núñez, Kevin De León y Gil Cedillo fueron los líderes que encabezaron la resistencia contra la medida electoral que buscaba negar educación, salud y servicios públicos a los inmigrantes indocumentados en California.

“La comunidad se hizo presente masivamente porque entendió el grave peligro al que se enfrentaba, personificado por la Proposición 187 que buscaba criminalizar a los inmigrantes y convertir a maestros, enfermeras, patrulleros de caminos, bomberos, alguaciles y empleados del DMV en agentes de migración.

Esta medida tenía como tarea no prestar servicios públicos a los inmigrantes; y delatar a toda persona sospechosa de estar en el país sin documentos”, expone.

Juan José Gutiérrez también recordó a los votantes latinos el poder que tienen en sus manos estas elecciones para elegir lo mejor para su comunidad (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Cuando la 187 fue aprobada con el 59% del voto, perdimos una batalla, pero no la guerra.

Los derrotamos políticamente porque el estado se transformó en el más progresista, el más demócrata del país y el que está a la vanguardia en la defensa de los inmigrantes”, sostiene.

Juan José menciona que la lucha contra la 187 fue un momento muy especial y un hito histórico. 

“A partir de ahí, se habla de un antes y un después; y fue lo que trajo el despertar político del pueblo trabajador e inmigrante”, precisa.

Observa que los latinos representaban menos del 10% el voto en California. “Hoy en día somos el 25% aproximadamente”, expone.

Además el todavía director de One Stop Immigration and Education Center, afirma que antes de 1994, los inmigrantes sobre todo los mexicanos estaban renuentes a naturalizarse.

“Veíamos el hacernos ciudadanos como una vergüenza. Había que estar orgullosos de ser mexicanos. Hoy en día, estamos por encima del 60% en peticiones de naturalización de las personas elegibles”, comenta.

La lucha por la 187 tuvo cuatro actores principales, Kevin De León quien se encargó de llamar y movilizar a la gente de Santa Bárbara y Ventura; Fabián Núñez a los inmigrantes de Pomona, Riverside y San Bernardino; Gil Cedillo movió a los sindicatos para que apoyaran contra la Proposición 187.

Juan José Gutiérrez fue uno de los líderes principales de la lucha contra la Proposición 187 en 1994. (Foto archivo/La Opinión)

Juan José se hizo cargo de convocar y organizar a los inmigrantes del centro de Los Ángeles para que participaran en la megamarcha.

La gran diferencia que este líder encuentra entre 1994 y el presente es que los latinos han progresado en todos los frentes.

“Una vez que descubrimos la magia de hacernos ciudadanos, encontramos que tenemos el derecho a  elegir y postularnos”, expone.

Además dice que “nos quitamos el complejo de competir para puestos de elección popular.  A lo largo del camino, hemos podido conseguir cargos importantísimos en la legislatura estatal y en el congreso”, anota.

Y expone que la megamarcha contra la 187 en 1994 fue el preámbulo para el paro general de 2005; y la Gran Marcha de 2006, en respuesta a la medida H.R. 4437 que pretendía aumentar las multas contra la inmigración indocumentada y criminalizar a los inmigrantes indocumentados.

“Si hacemos un balance entre 1994 y la época actual, ahora tenemos mucho poder, pero ante el presidente más antiinmigrante del que se tenga memoria, necesitamos hacer más en breve de cara a la elección 2020″, remarca.

Juan Jose trabaja en la Coalición Noviembre 2020, una campaña permanente de participación cívica. “Queremos ser un factor de inspiración para que todos los latinos que pueden votar, salgan a las urnas; y acabar con la pesadilla de tener a un presidente antiinmigrante”.