Poderosa infusión de ajenjo: conoce los beneficios curativos de la madre de las hierbas

El ajenjo es una poderosa hierba poco conocida, pero con grandes beneficios medicinales. Se le atribuyen extraordinarias bondades para tratar diversos padecimientos hepáticos, digestivos, diabetes y es un buen aliado para bajar de peso

Poderosa infusión de ajenjo: conoce los beneficios curativos de la madre de las hierbas
Conoce los magníficos beneficios medicinales del consumo de la infusión de ajenjo.
Foto: Pixabay

El ajenjo es una planta medicinal poco conocida, sin embargo vale la pena conocer todo lo que puede hacer por nuestra salud. También recibe el nombre de Artemisia es una planta herbal originaria de Latinoamérica y actualmente se cultiva en regiones de Europa y África. 

Entre las principales peculiaridades del ajenjo se destaca por su contenido en un compuesto único que se llama absintina, sustancia responsable de su característico sabor amargo. También debido a esta sustancia se le atribuyen propiedades para beneficiar condiciones relacionadas al sistema hepático, digestivo y metabólico. 

Las maravillas medicinales del ajenjo:

Mejora la función hepática

El ajenjo es de los remedios más populares para desintoxicar de manera profunda el hígado y la vesícula biliar. En la medicina tradicional china se le atribuyen magníficas cualidades para desinflamar estos órganos, de tal manera que beneficia la secreción de los jugos biliares. 

Gran diurético y depurador de toxinas

Sus compuestos activos, sobretodo cuando se consume en infusión lo vuelven un excelente aliado para eliminar los líquidos retenidos en el organismo, de tal manera que ayuda a eliminar toxinas y deshechos alojados. También en este sentido es un poderoso remedio para bajar de peso, esto se debe a que actúa acelerando el metabolismo, desinflama el aparato digestivo y promueve la eliminación de grasa corporal. 

Poderoso digestivo

Debido a sus componentes básicos la absintina y la anabsintina es una bebida con poderes digestivos principalmente por sus cualidades desinflamatorias. Por ello un buen remedio para combatir las digestiones pesadas, dolores estomacales, gases, acidez y alteraciones del apetito (se recomienda mucho para casos de anorexia). Cuando el hígado funciona de manera óptima se beneficia todo el sistema digestivo, en particular el proceso de digestión y la metabolización de nutrientes. 

Buen aliado de la piel

Se le atribuyen beneficios antisépticos se recomienda su aplicación en ungüentos para tratar diversas afecciones de la piel, como pueden ser úlceras, llagas, heridas abiertas, quemaduras y picaduras de insectos.

Previene la diabetes

Los altos niveles de glucosa en la sangre afectan directamente órganos como el hígado y el páncreas, cuando consumimos regularmente infusión de ajenjo se crea una resistencia natural a la insulina, por lo que se previene y controla la diabetes. 

¿Cómo preparar de manera correcta la infusión de ajenjo?

Necesitarás:

  • 3 cucharadas de ajenjo en polvo, también puedes utilizar la hierba natural
  • 1 litro de agua purificada

Modo de elaboración: 

  1. En un litro de agua hirviendo agrega el ajenjo y permite que hierva por un par de minutos. Posteriormente reposa por 10 minutos.
  2. Consume de 2 a 3 tazas por día antes y después de comer.

Nota: Recuerda que la dosis recomendada por día son 3 gramos de ajenjo en polvo.