Melina León revive la historia del robo de bebés en Perú

Con 'Canción sin nombre', la realizadora limeña rinde homenaje a su padre, quien escribió sobre este negro capítulo de su país

Melina León revive la historia del robo de bebés en Perú
La historia de la cinta está basada en Georgina, una indígena quechua a la que le roban su bebé. Fofo: Cortesía
Foto: Cortesía / Cortesía

Melina León creció en Lima con un padre periodista que vivía en la vorágine de escribir una nota tras otra. Sin embargo, una hubo una investigación que hizo como reportero y que lo marcó y persiguió por muchos años de su vida: el robo de bebés por parte de una mafia que estaba coludida con jueces corruptos.

“Me inspiró el hecho de que mi padre se haya involucrado en esa historia”, dijo León, quien revive este tema en su ópera prima “Canción sin nombre”, un largometraje que presentará en el AFI Fest el sábado y el lunes en la sección de New Amateurs. El festival tendrá lugar de hoy al jueves 21 de noviembre en los teatros TLC Chinese de Hollywood.

El padre de Melina, Ismael León, siguió escribiendo sobre este caso mucho tiempo después de que ocurriera –esto fue a principios de los años ochenta–, al grado que una de las niñas robadas, ya como adulta, lo llamó del extranjero para decirle que ella era una de esas bebés que fueron arrancadas de los brazos de su madre biológica.

Esto inspiró a Melina, de 42 años, a escribir este guión que no solo aborda este suceso sino la situación política y social que se vivía en Perú en esos años, primero bajo el mandato de Alan García y después bajo el de Alberto Fujimori.

La protagonista de la historia es Georgina, una indígena quechua que debido a la situación precaria en la que vive decide acudir a una clínica donde le ofrecen ayuda de parto gratuita. Lo que no sospechaba era que se estaba poniendo en manos de una mafia que robaba bebés de mujeres como ella para darlos en adopción en otros países. Cuando trata de denunciar y al ser ignorada por las autoridades, decide contarle su historia a un reportero, quien desenmaraña toda una red de tráfico de niños en la que había jueces involucrados.

La cinta, filmada en blanco y negro en Lima, ha llevado a Melina León a festivales alrededor del mundo, pero sobre todo, la llevó a Cannes, lo que marcó la primera vez que una realizadora peruana tuvo presencia en el prestigioso evento francés.

“No esperaba que nos fuera mal, pero tampoco que fuera tan grande el reconocimiento”, dijo León, cuyo padre no vivió para ver el trabajo que inspiró.

La directora, que vive entre Perú y Nueva York, adonde emigró hace 16 años, hizo hincapié en que su filme está inspirado, y no basado en hechos reales. La diferencia es que no todo lo que pasa en el relato es verídico, como la expulsión del reportero del país.

“Mi padre sí recibió amenazas, pero no se fue de Perú”, dijo León, quien decidió dedicarse al cine –en lugar de al periodismo– porque “el cine te permite juntar diversos elementos, tienes el lujo del tiempo, y yo quería contar la historia de mi padre […] pero desde otro punto de vista”.

En detalle

Qué: AFI Fest

Cuándo: de hoy al 21 de noviembre; visitar página oficial para el programa completo

Dónde: TLC Chinese Theatre, 6925 Hollywood Blvd., Los Angeles, y TLC Chinese 6 Theatres, 6801 Hollywood Blvd., Los Angeles

Cómo: boletos $9 a $15; informes fest.afi.com

La cinta fue rodada en Lima, a donde la cineasta regresó luego de haberse mudado a Nueva York. Foto: Cortesía