Debate demócrata: Pete Buttitieg en la avanzada junto a Biden, Warren y Sanders

Uno de cada tres votantes demócratas (36%) no tenía un candidato definido, según un sondeo
Debate demócrata: Pete Buttitieg en la avanzada junto a Biden, Warren y Sanders
Los candidatos que participaron en el 5to. debate demócrata en Atlanta.
Foto: Win McNamee/Getty Images

ATLANTA – Diez aspirantes a desalojar a Donald Trump de la Casa Blanca en 2020 se enfrentan este miércoles en el quinto debate televisado de la carrera presidencial demócrata, aún encabezada por el exvicepresidente Joe Biden pero con el creciente protagonismo del alcalde Pete Buttigieg.

Cuando faltan 75 días para la primera votación de las primarias demócratas, y en medio de las audiencias públicas en el Congreso para un eventual juicio político de Trump, los candidatos debatirán en Atlanta, Georgia, a partir de las 21H00 (03H00 GMT del jueves).

“Los debates generalmente son más importantes cuando se llega a un punto dinámico en la carrera, y este es un punto bastante dinámico. Muchos candidatos se están moviendo en las encuestas y podrían surgir varios equilibrios diferentes”, dijo Nate Silver, analista de FiveThirtyEight.

Según el promedio del sitio RealClearPolitics (RCP), tres septuagenarios como Trump siguen liderando en las encuestas: Biden (27%), quien este miércoles cumple 77 años, y los senadores progresistas Elizabeth Warren (20,3%) y Bernie Sanders (18,8%).

Pero Buttigieg (8,3%), un exmilitar de 37 años abiertamente gay, que estuvo en Afganistán y que desde 2012 es el alcalde de South Bend, Indiana, les pisa cada vez más los talones, con particular fortaleza en Iowa, el estado que celebrará el 3 de febrero las primeras primarias, y en New Hampshire, que le seguirá el 11.

“Es la revelación de esta primaria”, dijo en CNN esta semana Jim Messina, exgerente de campaña de Barack Obama en 2012, aunque advirtió que a la hora de decidir quién es el mejor preparado para ganarle a Trump, “todo sigue siendo incierto”.

La advertencia de Obama

Buttigieg, el joven de apellido raro (se pronuncia Buddha-judge) y mensaje esperanzador en su discurso moderado, ha sido ya comparado con Obama, quien tras una arrolladora campaña se convirtió en 2008 en el primer presidente negro de Estados Unidos.

El expresidente, muy popular tras dejar el cargo hace tres años, no se ha pronunciado sobre quién es su favorito para desafiar a Trump el 3 de noviembre de 2020, a pesar de su amistad con Biden, su compañero de fórmula en los dos mandatos.

Pero en un foro de recaudación de fondos el viernes, Obama advirtió claramente sobre la tentación de dar un giro brusco hacia la izquierda, perdiendo la sintonía con “el estadounidense promedio” que no quiere cambiar el sistema.

Tanto Warren, que para muchos recuerda a la candidata de 2016 derrotada por Trump Hillary Clinton, como Sanders, que sigue en carrera a pesar de un infarto reciente, prometen “revoluciones políticas” con sus propuestas contra Wall Street y a favor de la atención médica universal.

El escenario en Atlanta se completará con la senadora Kamala Harris (4,8% en los sondeos según RCP), el empresario Andrew Yang (3,0%), los senadores Cory Booker (1,8%) y Amy Klobuchar (1,8%), la congresista Tulsi Gabbard (1,3%) y el multimillonario filántropo Tom Steyer (1,0%).

El gerente de campaña de Trump 2020, Brad Parscale, dijo que esperaba “otro debate aburrido”. Su equipo publicó anuncios en medios locales promocionando los logros económicos del presidente y acusando a los demócratas de destruir empleos.

Sin candidato hispano

El elenco de este quinto debate tiene dos postulantes menos que el de octubre, luego de que el excongresista de Texas Beto O’Rourke se retirara el 1 de noviembre, y el exsecretario de Vivienda de Obama y único candidato hispano en liza, Julian Castro, no alcanzara los requisitos de puntaje en los sondeos y financiamiento exigidos para participar.

La carrera cuenta actualmente con 17 contendientes tras la salida este miércoles de Wayne Messam, alcalde de Miramar, Florida, un candidato marginal.

Pero tras la reciente llegada de Deval Patrick, exgobernador de Massachusetts, el número de candidatos puede crecer aún más si el multimillonario Michael Bloomberg decide lanzarse al ruedo. El exalcalde de Nueva York ya se registró para participar en las primarias de dos estados.

A un año de los comicios, una encuesta sobre el voto latino de Telemundo/Mason-Dixon mostró que un 64% optaría por un demócrata en vez de Trump.

Uno de cada tres votantes demócratas (36%) no tenía un candidato definido. El resto prefería a Biden (26%) frente a Sanders (18%) y Warren (10%), con apoyos mínimos para Harris (3%), Castro (2%), Buttigieg (2%) y Booker (1%). O’Rourke marcó un 2%.

La atención en salud (29%), la economía y el empleo (24%), la inmigración (14%) y el cambio climático (10%) son los temas que más preocupan al electorado latino, que conforma el 13% de los estadounidenses aptos para votar.

El sondeo de Telemundo/Mason-Dixon indicó por otra parte que la mayoría de los votantes latinos (62%) no elegiría a ningún candidato que se presente como socialista. Sanders define su visión como “socialismo democrático”.

por Nicholas KAMM, con Alina DIESTE en Washington