Descubre que su ex vive escondido en el ático cuando ve platos sucios en la cocina

El hombre acababa de salir de la cárcel por asaltos anteriores y violación de una orden de alejamiento

Descubre que su ex vive escondido en el ático cuando ve platos sucios en la cocina
Cuando temen perder a su pareja, los hombres abusivos y controladores prometen que van a cambiar, pero raramente lo hacen.
Foto: Shutterstock

Un ex novio abusivo ha sido encarcelado nuevamente después de violar una orden de restricción y permanecer en secreto en el desván de su ex novia.

Dos órdenes judiciales prohibieron a Aaron Chidgey, de 25 años, acercarse a la casa de Amy Birch en Exeter, Reino Unido, pero él no las respetó y se escondió en el ático.

Amy, de 20 años, ya se había mudado 10 veces para huir de él después de sufrir violencia y abusos verbales.

“Me enfermó descubrir que Aaron había estado en mi casa porque Dios sabe cuánto tiempo estuvo ahí. Yo  no tenía idea.

Mi temor es que no se detendrá ante nada para lastimarme. Me he mudado 10 veces en el último año para esconderme de él, pero él siempre me encuentra”, explica la muchacha según cuenta The Mirror.

Chidgey ha sido encarcelado durante 15 meses después de romper la segunda orden de restricción

Amy lo vio por primera vez merodeando por fuera de la casa, pero no creyó que pudiera entrar. Sin embargo, se enteró de su presencia cuando vio que había ropa sucia y que había dejado platos sucios en la cocina.

La pareja se conoció cuando Amy se quedó sin hogar a los 17 años. Chidgey le ofreció protección, ya que los dos estaban en la calle. Chidgey llevó a Amy a su campamento callejero, compartido con unos amigos y ella se quedó en su tienda.

Rápidamente se convirtieron en una pareja y Amy recaudó suficiente dinero para alquilar un piso. Poco después de que se mudaron, Chidgey se volvió abusivo.

En una ocasión le pegó y él le fue a la cárcel durante siete meses. Luego regresó, pero cuando Amy quedó embarazada decidió dejar la relación para mantener a sus hijos seguros.

Tras múltiples palizas y agresiones, idas y salidas de la cárcel, Amy tiene miedo. Su ex siempre la encuentra y le pega, la historia parece no terminar.

Después de esta vez que fue descubierto viviendo en el ático, irá a la cárcel por un tiempo, pero seguramente salga y vuelva a las andadas, se lamente.