Por qué la carne wagyu es de las más caras del mundo

Su grasa intramuscular la hace una de las carnes más deliciosas que se pueden encontrar

Por qué la carne wagyu es de las más caras del mundo
Esta es una de las carnes más exclusivas que se pueden encontrar en todo el mundo.
Foto: MARTIN BUREAU / AFP via Getty Images

Si realmente te gusta la carne, entonces de seguro has soñado con probar la carne wagyu, que proviene de reses japonesas y que suele venderse por una pequeña fortuna, de acuerdo con Reader’s Digest.

Wagyu significa, tal cual, “vaca japonesa”, y su principal característica es que tienen un marmoleado extremo. Es decir que tiene muchas células de grasa intramusculares, lo que la hace más rica, jugosa y tierna. Además, su grasa es insaturada y es rica en ácidos Omega-3 y Omega-6.

En total, hay cuatro razas wagyu en Japón, y el gobierno del país es el que regula en gran medida toda la producción de carne de res de este tipo. De esta forma, se asegura que la gente tenga únicamente la carne de la más alta calidad.

En Estados Unidos hay un poco de producción de este tipo de carne. De hecho, en los últimos cinco años, el registro de reses de este tipo de raza aumentó un 400% en el país.

Aunque el número parece ser muy alto, la verdad es que aún no hay tantas reses, por lo que se considera un producto exclusivo, cosa que aumenta su valor.

Ahora bien, mucha gente confunde la carne wagyu con la kobe. El asunto es que hay diferentes tipos de reses wagyu, y la conocida como Tajima-Gyu es la más rara y costosa. De esta res es de donde se saca la carne kobe.

Sólo 3,000 reses califican como kobe cada año. Otros tipos de vacas wagyu que hay son Fujiyoshi, Kedaka y Red Wagyu.

La forma de cocinar esta carne tan exclusiva es muy sencilla. Sólo se espolvorea un poco de sal y pimienta sobre ella. Después se cocina en una sartén de hierro fundido a fuego alto durante tres o cuatro minutos.

En conclusión, su sabor y rareza hace que la carne wagyu sea tan costosa.

–También te pueda interesar: Come sólo en KFC durante una semana ¡y baja de peso!