Montan exposición de arte en honor a la Virgen de Guadalupe y San Juan Diego

Las obras del maestro Lalo García y otros artistas estarán en exhibición en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles hasta el 16 de diciembre
Montan exposición de arte en honor a la Virgen de Guadalupe y San Juan Diego
Artista Lalo García ante una de sus obras. (Jorge Macías)
Foto: Jorge Macías / Impremedia

El afamado escritor mexicano y premio Nobel de literatura en 1990, Octavio Paz, dijo alguna vez que no sabía si todos sus compatriotas eran católicos, pero de lo que sí estaba seguro era que, fueran católicos o no, todos se declaraban guadalupanos.

La Virgen de Guadalupe y San Juan Diego, símbolos de identidad y de unidad para los mexicanos -y miles de latinoamericanos y de otros pueblo- que residen en California podrán admirar hasta el próximo 16 de diciembre una exposición de arte que honra a la “Morenita del Tepeyac” y al indio a quien se le apareció tres veces en diciembre de 1531.

Diez piezas de arte sacro del maestro Lalo García y los artistas Laura Vásquez Rodríguez, Rosa María Álvarez y Rick Ortega fueron instaladas junto a la capilla dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, en la Catedral Nuestra Señora de Los Ángeles.

La artista Laura Vasquez explica el significado de su pintura. (Jorge Macías)

“Como danzante, artista, católico, mexicano, angelino e inmigrante, tengo una relación muy especial con la Virgen de Guadalupe, gracias al don de la pintura que me dio Dios”, dijo el maestro Lalo García a La Opinión. “En mi oficio, Dios me ha permitido dejar plasmadas mis experiencias religiosas a través de algo visual; algunos artistas lo han hecho con música y poseía, pero lo mío es una forma única donde puedo compartir visualmente mis experiencias con nuestra virgen morenita”.

Justamente, en una obra lograda a base de pluma y tinta en un tablón titulada “Oración de un Danzante”, García se refleja a sí mismo como el indio Juan Diego con el mensaje: “Guadalupe Tonantzin. Tú que nos comprendites y nos llenates de amor. Venimos todos tus hijos a pedirte vendición. Así como unos te rezan o te lo ofrecen tu canción recibe pues nuestra danza como profunda oración”.

Los errores de ortografía en el mensaje fueron escritos con premeditación porque la obra es muy personal para el artista. Intenta darles entonación a las palabras como si fuesen habladas por un indígena náhuatl, que era el lenguaje de San Juan Diego.

“Trabajaba en esta obra 15 minutos antes de mis prácticas de danza; mientras otros calentaban yo dibujaba la imagen”, dijo. “Para nosotros, la danza prehispánica de los concheros o danzantes aztecas no tiene que ver nada con el espectáculo. Para quien ejecuta la danza es la forma más pura de rezarle a la Virgen de Guadalupe”.

La obra en canvas “El Mensajero” de la artista Laura Vázquez Rodríguez, muestra a Juan Diego como el mensajero que escuchó la voz del cielo proveniente de la madre de Dios, la Virgen de Guadalupe, misma que se comunica en la lengua nativa del indígena.

En la obra se plasma a la virgen en el cielo y estampada su imagen en el ayate de Juan Diego. Se aprecian también ángeles en la pintura y ellos son los rostros de los propios hijos de la artista, Yesenia y Lorenzo, además de sus sobrinas Bianca y Sofia.

Un angelino es uno de los primeros en apreciar el arte en la catedral. (Jorge Macías)

“Las rosas rojas en la pintura representan la sangre de Cristo y el agua simboliza el bautismo que recibimos, además de la protección de la Virgen”, describió la artista.

El maestro Lalo García añadió que con la presentación de las obras, se honra a la Virgen de Guadalupe como “la patrona de las artes”, a la vez que se invita a todo el pueblo creyente para que, a  través del testimonio de los artistas sepan que “tenemos una protectora, una virgen única en el mundo y en el arte mariano que evangelizó a un continente entero, y bajo su protección debemos reflexionar las bendiciones que recibimos cada día, y al mismo tiempo, a disfrutar de la belleza de cada una de las piezas”.

La pieza llamada “El Viaje del Migrante” -que será un mural que se instalará en una parroquia” es un tema contemporáneo que aqueja a los migrantes en Estados Unidos, y, en un viaje a través de las imágenes, las personas incluidas en la pintura acrílica en canvas son quienes hacen el recorrido desde sus países de origen para buscar estabilidad en esta nación y proveer una mejor vida a quienes dejaron atrás.

“Todos los inmigrantes llegamos aquí, pero también lo logramos con la bendición de ella que ya nos esperaba”, dijo el maestro García, oriundo de Coeneo, Michoacán. “En la pintura también se muestra el último viaje que todos los migrantes del mundo haremos; es ese viaje del cual no se retorna, el viaje de la muerte”.

La exposición marca el inicio de las celebraciones en honor a la Virgen de Guadalupe y San Juan Diego en toda la Arquidiócesis y en la Catedral. Una peregrinación de un mes con una imagen de la Virgen culminará con la 88va procesión anual y misa en honor a la “Morenita del Tepeyac”, el próximo 1 de diciembre en el este de Los Ángeles.