Scooter Braun pide a Taylor Swift que recapacite tras recibir amenazas de muerte hacia su familia

Asegura que la cantante no ha hecho ningún esfuerzo por solucionar el problema personalmente
Scooter Braun pide a Taylor Swift que recapacite tras recibir amenazas de muerte hacia su familia
Taylor Swift.
Foto: Frazer Harrison / Getty Images

En un principio Scooter Braun se había prometido que no iniciaría una guerra de reproches cruzados con Taylor Swift en las redes sociales después de que ella le acusara de impedirle utilizar sus viejos éxitos -cuyos derechos adquirió en la práctica al comprar su antiguo sello discográfico Big Machine Label el pasado verano- en la actuación que ofrecerá en la gala de los American Music Awards.

Sin embargo, esta semana el mánager y representante de artistas tan famosos como Justin Bieber o Ariana Grande ha decidido romper su silencio tras convertirse en el objetivo de amenazas de muerte que también incluían a su esposa y a sus hijos.

En el comunicado público que se ha animado a publicar en Instagram “tras reflexionar a fondo y respirar hondo”, Scooter insiste en que la estrella del pop no ha respondido a ninguno de sus intentos de ponerse en contacto con ella, ni siquiera cuando recurrió a amigos en común para que ejercieran de mediadores, ni tampoco cuando sus abogados le notificaron los preocupantes mensajes que él ha venido recibiendo durante estas semanas.

View this post on Instagram

@taylorswift

A post shared by Scooter Braun (@scooterbraun) on

“Casi parece que no tuvieras ningún interés en resolver este conflicto. Llegados a este punto, en el que la seguridad de otros está en juego, no me queda más remedio que pedirte públicamente que nos reunamos y tratemos de encontrar una solución”, señala el empresario.

Scooter sigue argumentando que, basándose en la cordialidad con que se habrían desarrollado en el pasado sus encuentros con Taylor, nada le podría haber hecho sospechar que su participación en el acuerdo de adquisición de Big Machine molestaría tanto a la artista, una versión de los hechos que choca frontalmente con la de la estrella del pop, que afirma que Scooter aprovechó la etapa más complicada de su carrera -marcada por su enfrentamiento con Kanye West– para hacerle bullying utilizando sus poderosos contactos en la industria discográfica.

Tras asegurar una vez más que nada ni nadie podría impedir realmente a Taylor interpretar sus antiguas canciones en cualquier foro de su elección, Scooter ha prometido ponerse a su disposición cuando quiera “para hablar claro y de manera respetuosa.

View this post on Instagram

Beach bbq vibes

A post shared by Scooter Braun (@scooterbraun) on

“Muchas personas me han dicho que esa reunión jamás llegará a producirse porque lo importante aquí no es la verdad ni resolver esta situación, sino construir una narrativa favorable para ti. Espero que ese no sea el caso”, ha añadido. “Pero si finalmente optas por continuar realizando grandes gestos en público mientras te niegas a trabajar para arreglar las cosas de manera razonable, solo me queda rezar para que nadie salga herido en el proceso”.