Un pie fracturado lo llevó a ganar $1 millón de dólares en la lotería

Un hombre de Maryland halló la luz al final del túnel después de una racha de dificultades

Un pie fracturado lo llevó a ganar $1 millón de dólares en la lotería
El "Mecánico Millonario" muestra su gran premio de lotería.
Foto: Lotería de Maryland

Todo el mundo ha tenido alguna vez una racha de mala suerte, aunque para personas como a este ganador de $1 millón de dólares en la lotería, siempre hay esperanzas.

Después de romperse el pie en el trabajo, “Millionaire Mechanic” tenía buenas razones para creer que las cosas iban cuesta abajo. Pero fue entonces cuando compró el afortunado boleto de raspadito Max A Million de la Lotería de Maryland que cambió todo.

“Me encanta el trabajo que hago, por lo que romperme el pie en el trabajo me lastimó en más de un sentido”, dijo mientras lucía una bota para caminar en su pie lesionado. “Como no podía ir a trabajar, comencé a jugar a la lotería“.

Poco sabía el residente de Baltimore que su suerte estaba a punto de aumentar considerablemente.

El “Mecánico millonario” comenzó a jugar billetes de lotería raspaditos y ganó cuatro premios de $500 dólares en dos semanas. Con esos premios en su haber, habló con un amigo que le dijo que probara el juego de lotería Max A Million de $20 porque algunos de sus premios máximos de $1 millón de dólares aún no se reclamaban.

Al día siguiente, el futuro millonario fue a Carney Liquors en Baltimore con el pie roto y compró un par de boletos, que se convirtieron en una tarea más de lo que pensaba.

“Entré, me puse en la fila y estudié la caja de de boletos de rasguños”, recordó. “Cuando fue mi turno, seleccioné el Max A Million tal como lo sugirió mi amigo, pero cuando el empleado intentó sacarlo, el boleto se atascó. Fue entonces cuando dije en voz alta: “¡Este debe ser un ganador porque no quiere salir!”

Se necesitaron dos empleados más y el gerente para liberar el boleto del dispensador. El “Mecánico millonario” luego se dirigió a casa y lo rascó. Al instante supo que era un ganador.

“¡Fue increíble!”, dijo a los funcionarios de la Lotería de Maryland con una sonrisa. “Llamé a mi madre inmediatamente y le dije que pensaba que era un ganador. Ella me dijo que firmara el reverso y lo llevara al minorista y les pidiera que lo escanearan nuevamente, lo cual hice. Le dije a mi jefe y él me preguntó si volvería a trabajar. Amo mi trabajo, así que sin duda volveré a trabajar. ¡Incluso tomé una foto con mi jefe antes de venir hoy!

El “Mecánico millonario” tiene grandes planes para su nueva riqueza. Ya ha comenzado a buscar un nuevo lugar para vivir, tiene alineadas las facturas para pagarlas, e incluso está buscando mejorar su automóvil, pero no se detendrá allí.

“Solía ​​tener un bote cuando era un niño que crecía en Middle River. Mi padre y yo íbamos a pescar”, dijo emocionado. “Sería bueno tener un bote de nuevo”.