Saludable, delicioso y barato: 8 consejos para ahorrar al cocinar

No te puedes perder esta selección de increíbles recomendaciones que te ayudarán a economizar al realizar las compras del hogar, los mejores trucos de cocina, almacenamiento y conservación de los alimentos

Saludable, delicioso y barato: 8 consejos para ahorrar al cocinar
Aprende a optimizar la vida de los productos que más consumes y ahorra.
Foto: Shutterstock

Economizar en los gastos de la cocina y alimentación en el hogar es posible. Existen grandes recomendaciones que te ayudarán a organizar mejor las compras, el almacenamiento y la conservación de los alimentos.

1. Organiza tus compras y menús semanales

Uno de los mejores consejos para realizar las compras es preparar una lista de insumos con base en la planeación de los menús semanales y número de miembros de la familia, es una maravillosa alternativa para ajustar la compra a un consumo real. Esta acción también resulta positiva para evitar el desperdicio de alimentos y las compras excesivas, cada vez irás calculando mejor lo que necesitas realmente.

2. Aprende el arte de congelar

La mejor manera de conservar bien los alimentos y alargar su tiempo de vida es congelarlos correctamente. Este sencillo paso aplica para alimentos que acabas de comprar y que deseas mantener por más tiempo y para los preparados. Una buena recomendación es porcionar la comida en raciones pequeñas individuales, de tal manera que descongelarás solo lo que vayas a utilizar conforme el número de comensales. También un buen consejo es anotar en cada bolsa la fecha de empaque. Recuerda la importancia de mantener limpio y organizado el congelador, evita que se acumule hielo en las paredes. Y retira todos los productos viejos. 

3. Los recipientes de almacenaje ¡Sí importan!

Los recipientes que utilices para almacenar y organizar la comida deberán de estar en buen estado, lo más importante es revisar que cierren bien. Entre las mejores recomendaciones se encuentra el uso de recipientes con tapas herméticas, bolsas de plástico con sello y si esta en tus posibilidades una empacadora al vacío es una excelente opción. Otro buen consejo es llenar bien los recipientes, de esta manera se evitará el riesgo de oxidación, ya que la presencia de aire será menor. 

4. Revisa tu despensa y acomoda inteligentemente

Una de las cuestiones que más afecta nuestra economía es comprar cosas que no necesitamos y que tenemos resguardadas en la alacena sin darles uso hasta que pasa la fecha de caducidad. Un buen tip es mantener la despensa bien organizada, de tal manera que ubiquemos bien los productos que nos van haciendo falta. Repasa cada semana lo que hace falta y compra solo lo necesario, también es una buena opción acomodar los productos conforme su caducidad; organízalos según el concepto primeras entradas, primeras salidas.

5. Optimiza el uso de las verduras y frutas

Es normal que cuando limpiamos las verduras tiremos los restos en la basura orgánica, esto es una mala costumbre ya que pueden servir como base de caldos y salsas. Procura resguardarlos y cocinar con ellos, también aportan nutrientes. Por su parte cuando las frutas estén muy maduras para su consumo directo ¡No las tires! Una extraordinaria alternativa es hervirlas en almíbar y colocarlas en recipientes esterilizados y herméticos, también puedes hacer deliciosas mermeladas caseras. 

6. Ahorra con las técnicas de cocción correctas

Opta por las técnicas de cocción más adecuadas, que ahorran energía y gas. Una de las mejores opciones es sustituir la olla convencional por la exprés. También es una buena recomendación utilizar el microondas que ocupa el 70% menos de energía que el horno.

7. Cocina porciones más abundantes a la vez

Es muy probable que estés acostumbrado a preparar los alimentos de la semana en porciones pequeñas, con el objetivo de no desperdiciar y conservarlos mejor. Sin embargo una de las mejores recomendaciones para ahorrar tiempo y energía es preparar más porciones, lo único que tendrás que hacer es porcionar los guisados y congelar. Esta resulta una extraordinaria alternativa para los días apurados, descongela, calienta y listo.

8. Prepara caldos con los restos de alimentos

Optimiza los restos de alimentos que estén en buen estado como las hortalizas, las hierbas, sobras de pastas y de arroz, pescado y pollo. Lo único que deberás de hacer es agregar los ingredientes en agua hirviendo, condimentar con sal, pimienta y aromatizar con perejil, laurel, epazote, cilantro. Hierve a fuego lento por 1 hora. 

Compras. /Foto: Consumer Reports