California está armada: la cuarta parte de los adultos tiene al menos un arma de fuego

Fusiles, escopetas y otras armas grandes representan más de la mitad de las armas que los californianos poseen
California está armada: la cuarta parte de los adultos tiene al menos un arma de fuego
Foto: Getty Images

Una cuarta parte de los adultos de California viven en un hogar donde hay un arma de fuego, mientras el 14 % de los adultos en el mismo estado posee un arma de este tipo, según muestra una encuesta dada a conocer hoy.

El reporte publicado en la revista científica Injury Prevention, indicó que el número de personas que viven en un hogar donde hay al menos un arma de fuego se estima en cerca de 7,3 millones en el Estado Dorado.

Según explicó Nicole Kravitz-Wirtz, autora principal del estudio e investigadora del Departamento de Medicina de Emergencia de la Universidad de California Davis, para el análisis se tuvieron en cuenta las respuestas de 2,558 adultos a la Encuesta de Seguridad y Bienestar de California, realizada al final de 2018.

El 14 % de los encuestados dijo poseer una o más armas de fuego, mientras el 11 % respondió que en su vivienda había al menos un arma.

Proyectados estos porcentajes a la población de California, equivale a que 4,2 millones de personas son dueñas de al menos un arma de fuego y 3,1 millones viven con alguien que posee una.

El 54 % de los participantes en la encuesta reportó poseer una o dos armas, y un 10 % afirmó ser propietario de 10 o más, lo que los hace ser dueños de cerca de la mitad de los 19,9 millones de armas que, según estimaciones, hay en el estado.

También, el 56,5 % de los dueños de armas dijeron ser los únicos propietarios en su vivienda, mientras el 33 % afirmó tener al menos un arma y vivir con otra persona que también poseía alguna.

Los fusiles, escopetas y otras armas grandes representaron el 55,3 % de todas las armas de fuego reportadas, mientras las pistolas y revólveres correspondieron al restante 44,7 %.

Los motivos para poseer un arma variaron según el tipo. El 57 % de los poseedores de una pistola o un revólver afirmaron que la tenían principalmente para protegerse de otras personas.

La cacería y los deportes fueron las razones más argumentadas por quienes poseían rifles y otras armas grandes.

“Estos resultados pueden señalar un cambio en los motivos subyacentes para la posesión contemporánea de armas de fuego, pasando de la participación en cacería y otras actividades recreativas a una necesidad percibida de autoprotección”, señaló el informe.

Kravitz-Wirtz hizo la salvedad de que, al tratarse de un estudio de observación, la muestra era relativamente pequeña, aunque abre las puertas para análisis más amplios.

Aunque California tiene un índice bajo de muertes por armas, paradójicamente presenta el segundo índice mayor del país en violencia armada con más de 3,000 muertes por esta causa en 2017, la mitad de ellas por suicidio.

A nivel nacional, el análisis destacó que, en 2017, cerca de 40,000 personas murieron por heridas de armas de fuego en Estados Unidos, el mayor número en más de dos décadas.

“Un arma en la vivienda aumenta el riesgo de muerte y heridas particularmente por disparos no intencionales, suicidio y asesinato (mayormente) de mujeres”, advirtió el informe.