¿Quieres elevarte 2.5 metros como Cristiano Ronaldo? Este es el secreto

Un doctor especialista en futbolistas profesionales explicó qué se necesita para saltar como el portugués
¿Quieres elevarte 2.5 metros como Cristiano Ronaldo? Este es el secreto
CR7 ha desarrollado ciertos músculos necesarios para dar saltos increíbles, debido a un arduo entrenamiento al que se ha sometido toda su vida.
Foto: LUCA ZENNARO / EFE

En su partido más reciente, Cristiano Ronaldo pegó un salto espectacular para marcar el gol del triunfo. El astro se despegó del piso 71cm y alcanzó una altura total de 2.56m, algo poco común entre los futbolistas, por lo que fue comparado con Michael Jordan.

Sin embargo, lograr esto en el futbol no es nada sencillo, ya que saltar alto, permanecer suspendido por más de un segundo y aún así tener el temple y la habilidad para rematar de cabeza lleva años de entrenamiento, lo cual desmenuzó el doctor José González en un diálogo para ABC hace algunos años, cuando CR7 aún estaba en el Madrid y saltó más alto que los dos centrales para anotarle al Levante. Hoy más que nunca esa entrevista cobra relevancia.

El salto se puede entrenar y Cristiano lo hace con ejercicios de fuerza, de flexibilidad y pliométricos, que son trabajos explosivos en corto espacio de tiempo para aumentar la potencia, la velocidad y la coordinación aerodinámica. Pero para cabecear a esa altura tiene que haber una genética”, explicó el doctor, reforzando la teoría de que el portugués es un adicto al entrenamiento, tal y como lo reveló hace unos días Carlos Tévez, su compañero en el Manchester United.

Para ganar altitud, las personas debe ejercitar el glúteo mayor, el músculo semimembranoso, el semitendinoso, el bíceps femoral (los tres situados en la parte trasera del muslo), el cuádriceps (en la parte delantera) y por supuesto el tríceps (parte trasera de los brazos). Aunque también intervienen los músculos espinales, el pectoral y el deltoides, pero los principales son los citados antes”.

No cabe duda que esto es el resultado de un arduo entrenamiento al que que Cristiano se ha sometido durante toda su vida, combinado con la habilidad que tiene para rematar el balón con la cabeza.