Gobierno de AMLO recurre a La Haya por intimidación a embajada en Bolivia

El gobierno de AMLO pide que respete y preserve la integridad de las instalaciones y quienes están dentro

Gobierno de AMLO recurre a La Haya por intimidación a embajada en Bolivia
El gobierno Mexicano asegura que la presencia de agentes de seguridad y de inteligencia ante su embajada en La Paz ha aumentado.
Foto: Twitter/Evo Morales Ayma

MÉXICO – El Canciller Marcelo Ebrard dijo que México acudirá a la Corte Penal Internacional (CPI) por la instalación de hasta 90 policías y militares de Bolivia en la Embajada mexicana.

Indicó que ante el despliegue de los elementos bolivianos el 23 de diciembre, México estableció contacto con la ONU y otros organismos internacionales para que se respete la Convención de Viena y el Pacto de Bogotá, sin embargo, no hubo un pronunciamiento.

“Como no hemos recibido respuesta acorde a los principios internacionales de respeto y no solo de respeto, de garantía de seguridad de sedes diplomáticas, el día de hoy México está presentando un instrumento jurídico ante la Corte Penal Internacional por violación a obligaciones diplomáticas.

“¿Qué planteamos? Que se respete y preserve la integridad de las instalaciones y quienes están dentro de las instalaciones que son parte del territorio mexicano. Exhortamos a que sean respetadas las instalaciones, se preserve la integridad, así como de personas que están en la Embajada”, señaló.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encargó a la Secretaría de Relaciones Exteriores la situación en Bolivia, la cual consideró como una intimidación al derecho diplomático para el asilo.

“Asedio policial” 

El gobierno mexicano denunció que desde el pasado lunes permanece el “asedio policial” contra su embajada en La Paz, Bolivia, donde se encuentran asilados nueve funcionarios del Gobierno del expresidente Evo Morales.

“El Gobierno de México reitera su exigencia al Estado Plurinacional de Bolivia para que cumpla con sus obligaciones internacionales, garantizar la inviolabilidad de las misiones diplomáticas y cesar la política de hogstigamiento y amedrentamiento”, expresó en un comunicado.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, el Gobierno boliviano de la presidente interina Jeanine Áñez está llevando a cabo un “asedio policial” contra “el personal acreditado y contra las personas que se encuentran bajo la protección del Estado mexicano en ese país”.

“El asilo es un acto de política exterior que se enmarca en el ejercicio de nuestra soberanía y es congruente con nuestra política de derechos humanos, incluido el que toda persona tiene derecho a solicitar asilo por motivos o delitos de carácter político”, reivindicó el Gobierno mexicano.

Por ello, México “hace valer este derecho a las nueve personas que hoy se encuentran bajo la protección del Estado mexicano en los inmuebles diplomáticos de México en La Paz”.

Dentro de la embajada mexicana se encuentran asilados cuatro exfuncionarios sobre quienes pesan órdenes de captura, entre ellos los que fueron ministros de presidencia Juan Ramón Quintana y Culturas Wilma Alanoca.

El Gobierno mexicano recordó que estas órdenes fueron notificadas a la Embajada de México en “una fecha posterior al otorgamiento de los asilos”.

En el comunicado, las autoridades mexicanas pidieron al Ministerio de Asuntos Exteriores de Bolivia continuar con el procedimiento iniciado para la obtención de los salvoconductos de los asilados a fin de que puedan salir del país.

Asimismo, expresó que se mantienen “los canales diplomáticos abiertos” y que la embajadora mexicana en Bolivia, Teresa Mercado, tiene “comunicación directa” con la canciller boliviana, Karen Longaric.

A lo largo del día, el subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, publicó en Twitter fotografías de la Embajada de México en La Paz rodeada de vehículos policiales bolivianos.

La tensión entre México y Bolivia se disparó desde que el pasado 12 de noviembre el Gobierno mexicano concedió asilo a Evo Morales en su territorio, desde donde el exmandatario boliviano criticó duramente al Gobierno interino de su país.

El lunes el Gobierno mexicano expresó su preocupación por la “presencia excesiva” de personal de inteligencia y seguridad bolivianos que vigilaban la residencia del embajador y la Embajada de México en Bolivia desde el 11 de noviembre.

El Gobierno boliviano anunció el martes que evaluará su permanencia en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) por la llegada de México a la presidencia temporal del foro el próximo enero.

Con información de Agencias