La extraña maldición familiar de Joan Sebastian

Algunos integrantes de esta famosa dinastía han muerto en hechos extraños

La famosa dinastía de Joan Sebastian parece ser víctima de una extraña y misteriosa maldición que ha provocado las muertes más extrañas en algunos de sus integrantes. Si bien se dice que la familia ha estado ligada a grupos de crimen organizado, las coincidencias son muy raras.

Trigo Figueroa, hijo del cantante con Teresa González, murió en 2006, se encontraba deteniendo a una multitud que quería acercarse a su padre tras un concierto, un hombre sacó un arma e inesperadamente disparó contra él causando confusión, caos y terror.

Cuatro años después, en el año 2010 Juan Sebastian Figueroa, hijo del cantante, murió de una violenta manera forma tras acudir al bar The Gran Hotel en Cuernavaca, Morelos. Se especuló que el heredero tuvo una pelea en la entrada del establecimiento, conflicto que terminó en su muerte.

Cuando el primo de José Manuel fuera privado de su libertad por un grupo armado y luego encontrado muerto en Michoacán, se comenzó a decir que la familia tenía un evidente vínculo con el crimen.

Otra tragedia que enfrentó la dinastía de Joan Sebastian fue la muerte de Lilian Lizalde, novia de José Manuel. La joven falleció en un accidentes de automóvil cuando salían de una fiesta.