¿Qué se proponen los angelinos para 2020?

Mejora económica; además de una buena salud y pasar tiempo en familia son algunas de las metas a alcanzar en este nuevo año
¿Qué se proponen los angelinos para 2020?
Los Hernández buscan una mejor vida para sus pequeños Gianna (d) y Jacob (i). / fotos: Jorge Luis Macías.
Foto: La Opinión

Como es costumbre, miles de latinos reciben el Año Nuevo llenos de ilusión. Unos buscan ser mejores seres humanos y se prometen trabajar en el espíritu; otros se fijan metas educativas o financieras a alcanzar en los siguientes 12 meses.

También hay quienes se prometen ser más felices, tener un mejor empleo, dejar de fumar o bajar de peso. Entre los planes inmediatos, buscar una buena salud, es lo primordial.

La Opinión entrevistó a algunos angelinos para conocer sus sueños y objetivos para este 2020 y esto fue lo que encontramos:

“Quiero llevar la cultura del Perú a más lugares”, destacó la artista y bailarina Nadia Calmet. “Quiero llevar el arte, la danza y el teatro a diversos países”.

La también fundadora y directora del Centro de Acción Cultural Afroperuana “CEACA Perú”, quien participó en la producción “Perú: Pachamama” (de Smithsonian Folklife Festiva en EEUU, dice que en 2020 quiere conectar su espectáculo afroperuano con el arte y viajar por el mundo.

Martin Pardo dijo tener fe en que su esposa tendrá éxito en la carrera educativa que está cursando.

Agregó que para muchos, el problema de cumplir con los propósitos prometidos, no es comenzar, sino tener la determinación para perseverar en el intento.

“Quisiera tener una intensa paz interior”, dijo Víctor Espinoza, integrante del Ballet Afroperuano de Los Ángeles. “Espero que me vaya bien con el baile, tener salud y bienestar”.

Hay casos en que la motivación del comienzo de año, se evapora ya sea por falta de voluntad, tiempo, procastinación o hechos que no están en nuestras manos controlar.

Brenda Pulido, una mujer mexicana, de León (Guanajuato) que también forma parte del Ballet Afroperuano de Los Ángeles, dice no querer ser parte de ese grupo.

“Yo quiero fortalecer mi conexión con el arte peruano, con sus bailes y viajar por el mundo”, indicó.
Confesó que su sueño es conocer Cuba, Perú y Brasil.

La meta de un bolsillo gordito

Martin Pardo, jefe de mantenimiento en una iglesia de Pico Rivera, dijo que su meta principal en 2020 es aumentar su fe y que su familia tenga estabilidad económica.

“Le pido a Dios que mi esposa pase su maestría en educación y que le den su credencial de directora en la escuela primaria South Ranchito Elementary”, dijo el hombre de 40 años de edad, nacido en Lima, Perú.

Por su parte, Brenda Hércules, de 27 años y oriunda de Chalatenango (El Salvador), expresó que su propósito inicial para el año que comienza es dejar el trabajo de medio tiempo que tiene en un establecimiento de comida rápida.

“Cada semana me dan solamente cuatro horas [de trabajo] por día; a veces seis, pero no más de 26 horas en total cada semana y con eso no se puede vivir”, dijo la madre de Gerson de 9 años y de Steven, quien tiene solo 4.

“Por eso, también me dedico a la venta de tamales salvadoreños”.

Según un estudio del doctor Franklin Covey, un proveedor de servicios de capacitación y evaluación de gestión del tiempo para organizaciones e individuos, con sede en Salta Lake City, Utah, solo el 20% de las personas que dicen que iniciarán el año nuevo con hábitos distintos los cumplen y un tercio (33.3%) de los que se proponen hacer algo abandonan la idea sin que enero haya terminado.

Brenda Hércules dijo que este 2020 su objetivo está en encontrar un trabajo de tiempo completo.

El anhelo de la salud

Arturo Diaz, un mexicano del estado de Veracruz y trabajador de American Meat Warehouse dice que él solo quiere “vivir la vida y trabajar”.

A sus 54 años de edad, expresó que él únicamente quiere colaborar para que se cumpla un deseo: que se recupere su madre Lucía, quien tuvo un accidente automovilístico en 2017.

“En la Ciudad de México, un tráiler se estampó contra el carro donde iba ella y mi papá, Heladio”, contó
Arturo.

“Lamentablemente, mi papa falleció y la pensión que le pasaron a mi mamá no le alcanza para sus medicinas y doctores. Por eso, mi meta es seguir ayudándola económicamente”.

Jairo Contreras, mejor conocido como “Colochín” en el mundo de los payasos, comentó que aunque él se dedica a hacer reír a los niños y a los adultos en las fiestas, es “modesto y no busca ostentaciones en la vida”.

“Mi propósito es estar activo en mi profesión de entretenimiento y que se haga la voluntad de Dios en mi trabajo’, dijo.

Arturo Díaz contó que sus expectativas están puestas en la pronta recuperación de su mamá.

“Quisiera estar en paz conmigo mismo, mantener la salud y fortaleza y si me caigo, levantarme como un guerrero para luchar por la vida”.

Por su parte, la pareja de Ángel y Angela Hernández, comentó que tienen como proyecto relevante evitar ser desalojados del departamento que habitan en la ciudad de Anaheim.

“El dueño de los departamentos nos mandó la carta de desalojo pero lo hizo de manera ilegal porque el lugar donde vivíamos estaba todo enmohecido”, dio Angela, de 20 años de edad.

“Vamos a pelear el caso, porque no es justo. Perdimos lo poco que teníamos y aunque el mánager nos dijo que nos pagarían todo, hasta ahora no han hecho nada”.

Entretanto, su esposo manifestó que no solo en 2020, sino para el resto de sus días “quiero una mejor vida para mis hijos, Gianna, de 2 años y Jacob, de seis meses”.

“Ya mero me dan un trabajo de conductor y me van a pagar 20 dólares la hora. Eso es bueno, porque además me prometieron seguro de salud, de la vista y de los ojos”, dijo emocionado.

“También, espero arreglar mis papeles”.

Gracias a que su esposa es ciudadana de Estados Unidos, Ángel —quien nació en Tijuana (México)— ya comenzó los trámites con el objetivo de quedarse en este país al lado de su familia.