¿Cómo podemos evitar el miedo a la exclusión digital o FOMO?

Mantenerse ocupado es una recomendación habitual y útil para evitar el FOMO

¿Cómo podemos evitar el miedo a la exclusión digital o FOMO?
Foto: Shutterstock

El FOMO es un síndrome caracterizado por la obsesión a no perderse de ninguna novedad en redes sociales. Este miedo a quedar excluido estimularía el desarrollo de conductas compulsivas y un deseo constante por estar conectado en entornos virtuales.

A continuación ahondaremos en esta enfermedad, para posteriormente presentar algunos consejos para evitarla.

¿Qué es el FOMO?

Según WebConsultas, el FOMO (Fear Of Missing Out) sería un síndrome reciente caracterizado por el miedo a perderse cualquier tipo de novedades en Internet. Quienes padecerían FOMO serían personas constantemente conectadas a redes sociales u otros espacios sociales electrónicos.

Pensar en la posibilidad de quedar excluido de acontecimientos importantes, no estar presente durante la viralización de contenido o quedar relegado de otros eventos digitales, generarían enorme angustia en la persona con FOMO, por lo que también desarrollaría una obsesión hacia las redes sociales.

Consejos para evitar el FOMO

celular adicción
Foto: Pixabay

El FOMO no equivale a adicción a la internet, pero sí hablaría de un uso inadecuado de las tecnologías de comunicación e información, lo que es mejor evitar para sufrir consecuencias graves de salud. Algunos consejos para evitar dichas consecuencias son las siguientes:

Establecer prioridades

No puedes estar pendiente de todo lo que ocurre en internet, y no puedes permitir que la red domine tu vida. Prioriza tu vida personal, académica, laboral o romántica sobre la inmersión en redes sociales.

Regula la presencia en redes

Excepto en momentos de emergencia, puedes regular tu presencia en redes a ciertos bloques por día, donde el objetivo sea saber qué ocurre con el mundo y las amistades cercanas para después seguir con tu rutina.

Mantente ocupado

Participa en actividades culturales, recreativas o deportivas: sal de excursión, juega videojuegos, escribe poesía, etc. Todo lo que te distraiga y te haga olvidar las redes sociales es bienvenido.

En pocas palabras, el FOMO es un hábito o conducta que es fácil relegar a segundo o tercer plano. Si eres una persona centrada y consciente, entenderás que las redes sociales no son más que un aspecto de la vida, no la vida en sí.